Blondie se rindió ante los músicos

 

El recién pasado sábado 1 de septiembre, el cuarteto nacional BBS Paranoicos presentó su noveno disco estudio, ‘Delusional’, producido por Bill Stevenson (The Descendents / Black Flag), con un show que cumplió con todas las expectativas de su fiel público y que además atiborró el conocido recinto de metro ULA. La agrupación no solo revalida su calidad de referente nacional en el rock, sino que también evidenció que sus pasos deben ir ya al extranjero.

 

Sábado 1 de septiembre del 2018
Blondie, Santiago

 

Una noche llena de emociones, imbatible y que quedará en nuestra memoria por largo tiempo, así es la convocatoria de BBS Paranoicos, totalmente impresionante. Y esto fue lo que mostraron la pasada noche del sábado, que es una de las bandas nacionales cuyos seguidores son de esos “a todo terreno” y que estarán ahí acompañando a BBS tanto en los momentos buenos, y contra viento y marea. Hecho que una vez más quedó de manifiesto con la gran cantidad de asistentes que repletaron Blondie esa noche sólo para disfrutar del lanzamiento oficial de la esperada nueva placa ‘Delusional’, la cual además, ya lleva más de un millón de reproducciones en Spotify, algo que claramente contentó a los chicos.

 

Este disco hace referencia a estados mentales y a como lidiamos con ellos, al dejar ir, a superarse y más, bueno, no es que sea una temática nueva dentro de la larga lista de composiciones de BBS pero si es un disco que era necesario y que nos provee del ansiado nuevo material de la agrupación, el paso entre ‘Cruces’ y ‘Delusional’ es claro, sonidos y enfoque distintos, aunque ambos muy potentes, así nos lo demostraron canciones como ‘Sanatorio’, el single ‘No lo Veo como Tu’ y ‘Mis Historias’.

 

El show duró dos horas, tiempo en que la banda y sus seguidores dejaron todo tanto en la cancha como en el escenario, una energía que sólo iba subiendo al paso de cada melodía, alimentada por potentes letras, cantos apasionados , saltos y mosh pits, como sucedió en ‘Lo Tradicional’, ‘El Regreso’ y ‘Daño Permanente’, simplemente una noche para recordar.

 

Dentro del setlist se mezcló de forma dosificada la placa a presentar, ‘Delusional’, entre otros grandes exitos de la banda como ‘TAC’, ‘La Victoria del Perdedor’, ‘Calla y Espera’, ‘Crucial’, ‘No Siento Culpa’, y hasta viajamos en el tiempo al -ya lejano- 1993 con ‘Libertad Condicionada’ (de ‘Incierto Final’, su primer disco) un clásico de los clásicos, que demostró así serlo entre el goce de cada presente. De hecho, las melodías de ‘Delusional’ no perdían fuerzas ni tampoco se sentieron como nuevas o fuera de lugar, sino que se complementaban y se disfrutaban de igual forma, la gente los coreaba como si fueran viejos conocidos.

 

Cabe destacar que mientras más nos acercábamos al final de la presentación, la primera mitad de la cancha se iba conviertiendo en una sola gran masa humana que saltaba y cantaba cada tema con una fuerza increíble, un  monstruo que se come al de Viña, ese monstruo que goza de la música de corazón y de eventos como éste, un monstruo que somos todos, apasionado y que revive en momentos como la gran noche que BBS Paranoicos nos ha dejado para la memoria.

 

Los años de carrera han fortificado a la banda, tanto en lo profesional como en lo personal y es algo que a simple vista podemos apreciar. Desde los años de su primera placa, hasta ahora grabar el disco con Bill Stevenson, baterista y fundador de The Descendents, en los estudios The Blasting Room, donde han grabado connotadas bandas como lo han hecho también Rise Against y Lagwagon, entre otros, es un gran paso, pero no es casual, es el resultado de años de trabajo, de constancia, de cariño por lo que se hace y por mantener el profesionalismo en el tiempo, es por ello que este nuevo álbum es resultado de todo lo anterior y se nota, es para escuchar y entender cada letra, dejar que el delirio se apodere de nosotros, romper las barreras de lo establecido para ser libres y ser uno mismo, ser Delusional.

 

Texto: Tamara Matus
Fotografía: Mauricio Villarroel