Hoy tenemos en nuestras manos, el segundo trabajo de la banda ítalo-americana, en la que vuelven a colaborar dos gigantes del metal que son Michael Vescera (Loudness, Obsession,Yngwie Malmsteen, etc.), y John Macaluso (TNT, Riot, Yngwie Malmsteen, Symphony X, y un largo etcétera).

Texto Cristián Carisma

Poniendo oído a este nuevo largaduración de Bastian, (El primero «Among My Giants», fue reseñado por nosotros acá), que lleva por nombre «Rock Of Deadelus», posiblemente influenciado por los últimos días de vida en su ciudad, Sicilia, del personaje mitológico, ciudad en que se refugió tras la muerte de su hijo Ícaro. Si hubo críticas respecto a su placa anterior en cuanto al sonido (Usaron el recurso del vintage style), esta vez la producción se preocupó de que cada uno de los instrumentos tuviera un protagonismo limpio; la batería de Macaluso se puede apreciar en su real magnitud, al igual que el bajo de Giardina, que se extraviaba en ciertos pasajes de «Among My Giants» y qué decir de la voz de Vescera, perfecta a lo largo de todo el trabajo. En esta placa, nos encontraremos con poderosos cortes como “Strange Thoughts”, una canción directa y pesada con un buen coro, para despertar los sentidos y dejarnos atentos a lo que sigue. Grandilocuencia en la voz de Vescera, para adornar la aventura que se basa en el Flautista de Hamelín en “The Pied Piper”, donde el cuento de los hermanos Grimm, crece épicamente gracias a la musicalización de Bastian. En «Vlad», hallaremos una pieza con una gran cantidad de variaciones; Riff pesado al inicio, cambios de tiempo entre estrofas y un coro de tintes heroicos. «Terminators»,  inspirada en la película, si bien es una canción de peso y ritmos galopantes, se torna algo repetitiva en su andar, aunque no por ello deja se ser una buena composición. La contraparte llega con «Man Of The Light», una balada con un cautivante estribillo, que se caracteriza por el coloreo que que le da a la obra el guitarrista siciliano con sus arpegios ambientales. Guitarras de ritmos arábigos nos enrielan el camino de la fuerza en «Man In Black». Una de las historias mejor contadas de la obra la encontraremos en «18 In Woodstock», la que precede a una de las mejores canciones de la placa que recae en «Steel Heart», la que rinde honores al robot gigante que en latinoamerica se llamó El Vengador (Jeeg Robot en Italia), y en la que Macaluso despliega toda su técnica de forma brillante. Como dato anexo para los que tenemos más edad, recordemos que la obertura de El Vengador, tenía a un chileno en las voces; el incombustible Juan Guillermo Aguirre («Capitán Memo»). Siguiendo con «Rock of Daedalus»; otro homenaje viene de la mano de «Smocking Joe», canción dedicada al boxeador de peso pesado Joe Frazier, quién le quitó su invicto al recientemente fallecido Muhammad Ali en la histórica «Pelea del Siglo» de 1971. El cierre es con otra balada intensa «Wind Song». Me atrevería a adivinar que el orden de las canciones está creado a partir de un concierto imaginario en la cabeza de Conti, donde el outro de este set list de 9 composiciones, sería esta hermosa pieza acústica.

Para entender la música de Bastian, es menester sacarse un poco los prejuicios previos. Antes que todo, no es el grupo de un guitarrista al estilo Satriani o Vai, ya que si bien Sebastiano Conti (Guitarrista y líder del cuarteto), goza de una gran técnica, no es lo que pretende entregarnos cuando oímos su música, la que se caracterizará por el nivel de composición y las narraciones, ya sean ligadas a vivencias, personajes reales o ficticios, literatura y cine. El proyecto Bastian, siempre ha sido concebido como un homenaje a las vertientes del heavy metal y  los músicos que admira su líder natural, quién tiene una ventaja, que es mantener la frescura y candor de la adolescencia al momento de componer, jugando con los oyentes y por qué no decirlo, riéndose de sus críticos; haciéndoles creer que copia partes de clásicos del rock, cuando en realidad esos remedos están pensados de forma consciente – y a propósito – por el guitarrista Siciliano. Es por ello que oiremos algunos guiños a Ritchie Blackmore (En el solo principal de “Man In Black”), Vivian Campbell en el riff inicial de «Steel Heart» o a Hendrix en el comienzo tipo wah-wah de «Smoking Joe». Incluso hay un coqueteo con guitarras más Maidenianas (“Man In Black”), aunque siempre logra desmarcarse de los agasajados con su originalidad. El que además, tenga dos figuras de renombre en sus filas, aporta en entregar un trabajo de gran calidad y en el que ambos músicos, ya consagrados, creyeron o no serían parte del line up, me refiero a Michael Vescera y John Macaluso.

“Rock of Daedalus”, mejoró considerablemente en cuanto a lo que vimos en el debut de Bastian. Este segundo paso, dejó atrás ciertas taras que se percibían en la ópera prima, encantando con un álbum que se hace rápido en su transitar y que mantiene la esencia del «en vivo», con un excelente sonido y gran sentido del humor de su líder.

FICHA TÉCNICA «ROCK OF DAEDALUS»

CANCIONES:

1. Strange Thoughts

2. The Pied Piper

3. Vlad

4. Terminators

5. Man Of The Light

6. Man In Black

7. 18 In Woodstock

8. Steel Heart

9. Smoking Joe

10. Wind Song

MÚSICOS:
Michael Vescera (Voz)
Sebastiano Conti (Guitarra)
Corrado Giardina (Bajo)
John Macaluso (Batería)

SELLO: Underground Symphony
AÑO: 2016
PAÍS: Italia
DURACIÓN: 48:52
SIGUE A LA BANDA:
GRABADO EN: Estudio Metrópolis, Siracusa (Sicilia, ITALIA), voces de Michael Vescera grabadas en Nashville, mezclado en Mixing Aemme Studio Italy, masterizado en Appelbaum (Los Ángeles).
DISEÑO CARÁTULA: Jahn Carlini (Jahn Vision Art)