Desde la V Región, recibimos el segundo disco de una banda autodenominada como “sin etiquetas”.  

 

Tephiret  tiene su origen a mediados del año 2012 y nos presentan «Dual», el  trabajo que sucede a su disco debut “Regeneración” (2014), y que ha visto la luz tras una exitosa campaña de crowdfunding. Esta vez, nos  plantean un nuevo concepto que se basa en una decena de canciones que representan polos opuestos entre sí.

Texto: Cristián Carisma

El disco arranca inmediatamente con un corte que nos prepara correctamente para un viaje a las diferentes sonoridades a las que apela Tephiret en su propuesta musical sin arraigos de ningún estilo, aunque permanece siempre descansando en el metal progresivo y el virtuosismo de sus integrantes. “Umbral” es dueña de grandes matices que se engalanan con aires orientales y la voz de Catalina que se va cimentando en unas correctas líneas argumentales que nos brinda su instrumentación, si bien no es de poca duración, los casi 7 minutos se hacen entretenidos incluso cuando tenemos un vertiginoso cambio de tiempo central, para volver a retomar los puentes místicos. El segundo tema es “Tierra”, sonidos de raíz, ayudados por un tremendo riff además de trutrucas y pifilcas hacía el final, nos llevan a volar en una de las mejores composiciones del álbum; buenos coros, y la colaboración de la voz característica del grupo nacional Congreso, en la persona de Francisco “Pancho” Sazo, quién le da el colorido necesario a la pieza para conducirla a la excelencia.  Ya en “Cenital”, para poder apreciar la obra de mejor forma, es conveniente revisar los polos que se contraponen, que en este caso sería “Nadiral”, en la primera retoman la senda de la potencia con melodías más hard rock noventeras y un desempeño notable del bajo de Peña y los solos de Valenzuela en guitarra, mientras que en la segunda; el rock más puro se hace presente con sonidos ligados al hard rock tradicional setentero en una poderosa canción que tomará su lugar como otro de los aciertos de este álbum, y que tiene su clímax a ritmo de Rock & Roll. También los porteños saben cómo crear atmósferas plagadas de calma, con resultados destacados en la hermosa densidad de “Amanecer” y en la power ballad “Ocaso”, las dos mediotiempos de la placa. El disco llega a su división natural, de la mano de un par de instrumentales “Y” y “X”, que aceptan la misión de ser los interludios de «Dual».  Entrando nuevamente a la normalidad de la placa, Tephiret nos obsequia una de sus canciones de líricas más crudas que es “Deseo”, manifestando todo lo salvaje de la esencia del ser humano. Si de virtuosismo hablamos, el despliegue completo de la banda, nos lo entregan con esa larga suite que cierra el disco titulada “Rito”, al límite del cuarto de hora, Tephiret no escatima en recursos instrumentales y vocales para crear una atmósfera que se hilvana perfectamente en la base de la batería de Bustamante, como una elegante cortina que baja lentamente para cerrar la obra como si de un teatro se tratara.

Resumiendo; estamos ante un disco impecable de desarrollo inteligente; poesía en sus letras, excelente sonido, buenas ejecuciones de sus músicos con variedades sonoras agradables y una cantante que interpreta de forma conmovedora cada una de sus líneas, motivos que les hacen acercarse a su madurez musical, tocando su conciencia interior.

FICHA TÉCNICA “DUAL”

CANCIONES:

MÚSICOS:
Catalina Blanco (Voz)
Boris Valenzuela (Guitarra y accesorios)
Ricardo Peña (Bajo)
Diego Bustamante (Batería y accesorios)

MÚSICO INVITADO:
Francisco “Pancho Sazo (Voz en «Tierra»)

SELLO: Independiente
AÑO: 2016
PAIS: Chile (Valparaíso)
DURACIÓN: 49:04
PÁGINA WEB: 
ESCUCHA EL DISCO: 
GRABADO EN: SaidRecords, Estudio Mackenna y PCdV por Ricardo Peña Said. Studio Azul Multimedios, por Rodrigo Mardones.
DISEÑO CARÁTULA: Ramón Durán – Steffan Viertel

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=oUrcP1lJZ-0[/youtube]