Una gran marco de público fue el complemento para el ‘ritual hain’ que fue el estreno en directo del nuevo trabajo de la agrupación de metal étnico.

 

Todo el misterio de Tierra del Fuego en Santiago

Jueves 27 de julio de 2017
Sala SCD Plaza Egaña

Crisálida estuvo a cargo de abrir los fuegos patagónicos de la noche, la agrupación liderada por la talentosa cantante Cinthia Santibañez logró presentar su propuesta al público siempre de la mano de un sonido fuerte y claro, destacado de mayor manera por el virtuosismo de su joven guitarrista Damián Agurto y por la potente voz que se acompaña con la constante cadencia de la vocalista, quién sabe manejar muy bien los tiempos y las pausas mostrando la amplia experiencia que tiene en las tablas. Todo lo anterior se matizó con la prolijidad en la batería de Rodrigo Sánchez y la virtuosa base del bajo de Braulio Aspé quienes funcionan en conjunto con la fina precisión de un reloj suizo. El set se basó en un breve repaso por su exitosa discografía que fue conquistando a la audiencia por medio de un sonido contundente y perfecto gracias al reconocido Cristián Mardones en la consola. Lamentablemente su actuación se vio mermada debido a problemas de salud de Cinthia, que hicieron que tuviera que abandonar el escenario antes de lo previsto.

Tras una pausa algo más extensa de lo normal, hizo su ingreso Austral integrados actualmente en formato quinteto con Pablo Yañez a la cabeza, Mario González, Juan Francisco Contreras, Luis González y el multi instrumentista Jorge Saldaña incorporado recientemente a las filas de la agrupación, dotándola de la magia sonora necesaria y efectiva. El Metal Étnico se apoderó de la sala que ya presentaba un aforo casi completo para llevarnos por parajes sonoros mediante una puesta en escena llena de atmósferas que nos condujeron a tiempos remotos, desde el inicio con dos bailarinas que prepararon la entrada de Pablo Yañez ataviado con su ya tradicional chaleco de lana cruda adornando esta primera parte con los sonidos de la Tarca que se complementó con ‘Naturaleza’. La revisión de «Patagonia», la nueva placa de estudio conceptual de los nacionales, llegó con una breve introducción y las vertiginosas ‘Kloketen’ y ‘Cacería’. Avanzando con el show, una grata sorpresa llegó luego de ‘La Siembra’ con la participación en chin chin de Ana Carolina quién a través de su instrumento pudo conjugar la tradición popular con el metal más crudo, ganando una ovación general del público. Si esta noche había alguien que los vio por primera vez, es seguro que serán reclutados como seguidores por ese viaje místico al que nos indujeron los músicos. La canción que da título al nuevo trabajo discográfico del quinteto, se vio engalanada con Jorge Saldaña vistiendo el traje ritual de «Tanu del Cielo Oeste», lamentablemente por los problemas de salud ya mencionados de Cinthia Santibañez, no pudo acompañar a la banda en esta gran canción. Los bailarines Gabriela Tapia y Alejandro Escandón tuvieron la labor de embellecer aún más esa hermosa pieza que lleva por título ‘Yague’, tema que se inspira en cantos sicodélico-rituales del pueblo Shipibo originario de la amazonia peruana. Otro punto alto llegó hacia el final con la interpretación de ‘Newen’ donde Yañez, llevó a cabo un duelo entre la trutruca espiral y la guitarra eléctrica de González, dando la cruza perfecta entre lo antiguo y lo actual. Luego Yañez tomaría el trompe que nos anunció inmediatamente la tremenda ‘Emerge’. El vocalista no necesitó de muchas palabras para desplegar un cometido casi perfecto en el que hizo alarde de toda su calidad interpretativa y de instrumentista, no eran necesarias más palabras ya que la energía que nace desde el escenario es el sincretismo perfecto de la complicidad con el público generando una cofradía musical y de pasión que se vieron reflejados auténticamente con el Yidaki que preparó a los últimos dos cortes de la ritual jornada, para darle los sonidos ancestrales que se merecen a ‘Franja de Sangre’ y la poderosísima ‘Mantra Suicida’ que dotó de un cierre inmejorable una noche legendaria.

Un espectáculo que mostró la calidad de dos bandas nacionales de excepción, particularmente Austral, que expuso un concierto preparado con un gran profesionalismo, esfuerzo y respeto a la audiencia, dejando una fascinante estela de tradición ancestral.

Texto: Cristián Carisma
Fotografías: Negra Ho