El ex cantante de La Ley, llevó a su público a un nostálgico viaje musical que recorrió su amplia discografía de 30 años de carrera.

 

Jueves 13 de diciembre de 2018
Movistar Arena

 

Un Movistar Arena con un gran marco de público, recibió nuevamente en Chile al cantante radicado en el exterior quién sumó a Frank´s White Canvas como acto de apertura de la noche.

 

El dúo rock pop nacional que conforman Karin Aguilera en guitarra y voz y Francisca Torés en batería, y que en directo suma a Yeray Santos como su fiel y diestro escudero en la guitarra eléctrica, tuvo su debut en uno de los escenarios más grandes en que se han presentado en el país, desbloqueando un nuevo logro para este 2018 tan movido que las tuvo como invitadas en el festival europeo Mad Cool, en Chile abriendo los conciertos de los ingleses Nothing But Thieves en Cariola y el de las estadounidenses L7 en Chocolate, y ya finalizando el año, confirmando su participación en La Cumbre y Lollapalooza para 2019.

 

Abrir el concierto de Beto Cuevas era un desafío a todas luces, ya que claramente el público era completamente nuevo para la banda, por lo que las expectativas eran inciertas. Pero Frank´s White Canvas a través de un sonido contundente, su original propuesta, calidad musical e intensidad características supo conquistar, como ya es su costumbre, con un espectáculo que fue in crescendo y que inició con tímidos aplausos al principio para «Bullseye», luego las primeras palmas en «Wake Up», para terminar con la ovación de la audiencia totalmente entregada a la propuesta de ésta joven agrupación con «Good Rebel». Una agrupación que en solo 4 años de carrera, ha sabido sumar nuevos adherentes paso a paso y trabajando con constancia. Sin duda que su esperado primer larga duración debería ser la consolidación definitiva en su trayectoria.

 

Beto Cuevas se tomó el escenario pasadas las 21:30 hrs., mostrando un gran concierto que inició con “El Borde”, en un reencuentro con el público nacional, repasando 30 años de carrera con la revisión de sus trabajos solistas y grandes éxitos de La Ley, en un show que hizo las delicias para los nostálgicos de la década de los 90s.

 

Extraordinario despliegue visual, músicos de primer nivel y un público cautivo desde el inicio -que prefirió disfrutar de pie- fueron la tónica de un show con un set de canciones bien elegido que incluyó temas clásicos como “Hombre”, “El Rey”, “Prisioneros de la Piel”, “Tejedores de Ilusión”, “Doble Opuesto” o “Mentira” entre otros y, que iría creciendo en intensidad a medida que avanzaron las más de dos horas de entrega en el escenario.

 

Un espectáculo que no estuvo exento del compromiso político-social del músico, quién hizo mención al contingente tema de la inmigración en nuestro país (ya que él también lo ha sido en el extranjero), tratando de crear conciencia al respecto e invitar a ser buenos anfitriones al momento de presentar a Monsieur Periné -banda colombiana liderada por la cantante Catalina García– con quienes interpretó su último sencillo ”Rosas en el Lodo”, canción que debería estar en el próximo disco de Cuevas, con fecha posible de lanzamiento para mayo de 2019. Lamentablemente esta canción sufrió algunos percances técnicos de acoples en los micrófonos que, en un acto de sencillez y de tremendo profesionalismo de parte de Beto Cuevas; terminó pidiendo permiso al público para solucionar el problema y solicitó a su staff el repetir el tema, «para que la gente que pagó su entrada pueda disfrutar de esa hermosa canción como se merece». Todo esto con una positiva actitud del músico hacía su equipo y de profundo respeto a sus invitados y a la audiencia.

 

Además del acto de apertura femenino con Frank´s White Canvas, Cuevas también sumó a dos destacadas cantautoras nacionales a su show; Consuelo Schuster en una versión acústica de “El Duelo” y Javiera Mena para “Fuera de Mí”, tras el encore, momento en que invitó a los músicos nacionales a unirse y crear redes para desarrollar la escena musical tan difícil en los tiempos actuales.

 

Beto Cuevas además tuvo emocionantes palabras para sus ex colegas de La Ley e invitó al público a ir a ver las presentaciones de Díacero, nuevo proyecto musical de sus ex compañeros de banda en una intervención, como muchas a lo largo de la noche, que mostraron el lado más humano y cercano del músico, el que mantiene una envidiable química con su público y gran humildad por sobre una exitosa carrera musical que lo tiene como uno de los principales referentes del pop rock latinoamericano.

 

Fotografías: Negra Ho