Revive el retorno de Dee Snider a Chile junto a los nacionales Exxocet

 

El vuelo de Dee Snider estaba retrasado, por lo que los horarios se modificaron, las previas fueron mas largas y Exxocet comenzó más tarde. Pero nada mermó los ánimos, al contrario las ansias eran mayores y el público apreció que a pesar del retraso el show se llevara a cabo en su totalidad.

 

Domingo 24 de marzo de 2019
Blondie, Santiago

Exxocet

A eso de las 20:20 horas se apagan las luces y comienza el turno de Exxocet, la concurrencia en ese momento no era mucha ya que los asistentes aún iban llegando a la cancha de Blondie, faltaba aún mucha gente pero los primeros acordes de la banda fueron acercando a todos al escenario a disfrutar todo el poder que la agrupación traía para nosotros. Con su particular puesta en escena, Exxocet no dudó en descargar todo su arsenal musical, recorriendo su disco ‘Rock & Roll Under Attack’ (2016) y también dando adelantos de su próxima placa ‘Mighty Jungle’, que saldrá a la luz este año, con los temas ‘Scream from the South’  (single lanzado a finales del 2018) y una sorpresa, otro adelanto como un regalo que no habíamos escuchado antes.

 

 

Toda la potencia de Exxocet dejó en claro el por qué son una de las agrupaciones que más “meten ruido” dentro de la escena nacional, el por qué las perfomances son exitosas y hacen vibrar a todos los asistentes, es que ellos lo tienen todo pensado, es una banda que cuida de los detalles y de elementos fundamentales como el público, es un paquete completo basado en una fórmula que muchas bandas descuidan para no quedar de “poser”, pero es que no es así, ya que el su puesta en escena es acorde a su propuesta musical, es algo indiscutible que Exxocet es una buena banda, independiente de si te gusta o no el estilo musical, ellos -como varios- tienen todo para seguir escalando, siempre faltará pulir algunas cosas pero las bases están, tienen buen sonido, puesta en escena, se entregan en la tarima y prenden desde el escenario más pequeño hasta el más grande sin amedrentarse por la falta o exceso de público, ellos dan mucha energía y es eso también lo que sus seguidores tanto como quienes los escuchan por primera vez aprecian y hablando sobre energía, gran sorpresa fue ver a su nuevo baterista “Fénix” en el escenario de Blondie, no es una tarima menor y el joven baterista tocó como una máquina , dejando impresionados a muchos de los asistentes.

 

 

Luego de algunos temas (siempre es acotado el setlist de quienes son encargados de abrir)  nos anuncian que llegaba el fin, pero no, ya que producción les dice que toquen un poco más, asi que Exxocet nos sorprende con un cover, se trataba de ‘Eagle Fly Free’ de Helloween , un gran tema que llevó los ánimos a otro nivel, luego nos dan otra sorpresa con la canción que mencionaba anteriormente, el segundo adelanto de su próximo disco. Luego si llegaba la hora del final, Exxocet se despide del escenario, dejando atrás un público encendido y fervoroso, que además de querer ver al invitado principal se tomó el tiempo para disfrutar de la presentación de Exxocet y cantar todos los temas que supieran, ya cuando la banda deja el escenario, era hora de dar paso a los preparativos para la llegada de Dee Snider.

 

Dee Snider

A eso de las 22:00 horas Se apagan las luces y escuchamos Exciter’ de Judas Priest, el preámbulo para una noche que sería arrolladora. Luego con ‘Lies Are a Business’, el primer tema de la noche,  vemos a un Dee Snider quien a sus 64 años puede dar cátedra de cómo ser un buen frontman, de cómo dominar el escenario y ser cercano a un público hambriento de metal. El músico a lo largo del show fue cercano, bromeó con todos y se ve que disfrutó de la energía, que se formó y que fluía como un tornado en Blondie. Seguimos on   ‘Tomorrow’s no Concern’, otro tema más de su carrera para después toparnos con el primer de Twisted Sister; ‘You Can’t Stop Rock ‘n’ Roll’, donde ya todo el recinto no paraba de corear y saltar. Luego es el turno de ‘American Made’, ‘Burn in Hell’ y ‘I am the Hurricane’ para luego llegar con una de las canciones más esperadas de la noche, esa que algunos esperaban para el final pero que hizo un importante punto en el medio de la presentación, se trata de  un de los grandes clásicos de Twisted Sister; ‘We’re not Gonna Take it’, canción que fue coreada de principio a fin , donde escuchamos una mezla a ratos en el coro junto a “we’re not gonna take it” con “huevos con aceite” que se gritaba con fuerza, tanto que por momentos se imponía sobre el coro original, ya al terminar la canción Dee se toma el tiempo para decir unas palabras que iban más  menos así: “Eggs and fucking oil, ¿saben que eso no es muy  heavy metal cierto? Pero es genial, así que cantemos una vez más, pero esta vez canten ¡Huevos con aceite!” y así , volvimos al coro pero cantando a todo pulmón el clásico “huevos con aceite y limón”, un momento esperado e inolvidable, es notable el buen humor con que el músico toma esta versión tan pintoresca, era como estar en casa cantando con amigos.

 

 

Luego llega un tema que en palabras de Dee era uno para sus fanáticos de verdad, esos que tienen los discos, que han seguido toda su trayectoria, es el tema de la banda Widowmaker  llamado Ready to Fall’, aún para quienes no estaban tan familiarizados con esta banda el tema fue disfrutado igual , es que la energía era imparable, después llega ‘The Price’ el momento emotivo de la noche,  no se engañen que las revoluciones no bajaron mucho , pero si fue un momento casi íntimo, esta es una balada de Twisted Sister que junto a imágenes de algunos queridos músicos que ya partieron como DIO, Freddy Mercury, Cliff Burton, Dimebag Darrell y bastantes otros, logró que todos los celulares de los asistentes prendieran sus luces para acompañar la poderosa balada.

 

 

No lo sabíamos pero nos acercábamos al final, los minutos corrían rápido y las ganas eran muchas asi que el tiempo pasó muy rápido. Siguieron los temas ‘Become the Storm’, ‘Under the Blade’, el gran clásico ‘I Wanna Rock’, que hizo cabecear a todos los presentes , una canción simple que es casi un himno, como de esos que todos cantamos orgullosamente sin importar el lugar o compañía. El público asistente era muy variado, adultos, muy adultos, niños, todos reunidos por una gran voz y una gran personalidad, celebrando una fiesta del heavy metal , una fiesta que terminó con un tema -en palabras de Snider“Es la música que amamos, la música que vivimos, esta es para todos los fanáticos del metal que hay presentes”, se trataba de ‘For the Love of Metal’, canción estrenada el año pasado en el disco del mismo nombre, un tema nuevo pero que por espíritu ya se convirtió en un clásico, y ese fue el cierre, los gritos no fueron suficientes para retener a Snider en el escenario, él agradeció mucho, a cada instante se le vió risueño (incluso en el extraño momento del aplauso, ese que nadie entendió mucho que quería la contraparte) indicando que volvería pronto , casi como una disculpa por tener que irse, así deja el esenario y se va rápidamente de Blondie, esperamos un encore o algo pero se notaba que la situación era apurada, que debía irse, situación que se confirma cuando suena la música envasada y prenden las luces, quedamos con ganas de más, pero acá no hay nada que disculpar, sino volver pronto y continuar con un show en el que tanto el público como los músicos dejaron todo, donde se entregaron por completo en una fiesta metalera.

 

Texto: Juan Manuel De Mendonca C.
Fotografía: Tamara Matus G.