La oscuridad se tomó el recinto ubicado en Alameda

 

Una calurosa e intensa jornada se registró la noche de este martes, donde decenas de amantes de uno de los clásicos del black metal sinfónico se congregaron para disfrutar el regreso de Dimmu Borgir, quienes además de celebrar 25 años de carrera, mostrarían material del reciente ‘Eonian’, publicado en mayo de este año.

 

Martes 13 de Noviembre del 2018
Blondie, Santiago

 

 

Si bien ‘Eonian’ no se ha convertido -aún- en uno de los discos favoritos de los fanáticos, sí ha tenido buena recepción, por ende este era uno de los shows más esperados por los seguidores del black metal este 2018,  y si bien hubieron problemas en el sonido y el tiempo se hizo poco, la presentación se vivió y disfrutó lo más posible dentro de lo acotado del tiempo.

 

Puntualmente a las 21:00 horas, los músicos comandados por Shagrat dieron por iniciado el show con ‘The Unveiling’ junto a ‘Interdimensional Summit’, ambas piezas de su último trabajo, que sirvieron para desatar los primeros headbanging de la noche. La celebración de sus veinticinco años de carrera, se vivió a punta de cantos, saltos y  “metal horns”. Un concierto enfocado al lanzamiento de su último disco donde el público pudo disfrutar parte de su discografía anterior, con esos clásicos  que no pueden faltar en una celebración de este tipo como The Chosen Legacy’The Serpentine Offering’Gateways’ Dimmu Borgir’, entre otros.

 

Ya avanzada la presentación fuimos testigos de cómo los asistentes entregaban todo en la cancha, muchos agolpados frente al escenario, para tratar de ver y estar más cerca una vez más (o quizás por primera vez) de esta banda insigne del black metal sinfónico, mientras que por otra parte los músicos luciéndose arriba del entarimado.  Shagrath que cada tanto hablaba y agradecía a los asistentes, creando una atmósfera más cercana y oscura, como un rito del que nadie quería quedar fuera.

Más allá de lo técnico, considero que un show se mide por el nivel de entrega del público, de lo que los músicos logran despertar en los asistentes, y Dimmu Borgir lo logró una vez más. El público chileno dejó el claro que es una de las bandas favoritas del estilo, por ejemplo luego del encore cuando llegaba el fin con los temas ‘Indoctrination’, ‘Progenies of the Great Apocalypse’ ‘Mourning Palace’, la voz se hizo poca, cada garganta que estaba esa noche en Blondie coreó a una sola voz cada canción junto a la banda, es en este momento donde la adrenalina está al limite junto con la euforia de disfrutar un show que nadie quiere que  finalice, donde podemos ver casi tangiblemente el cariño del público hacia los músicos, y en este caso, casi sorprendidos por tanto afecto, Shagrath interrumpe su discurso antes del cierre dejando que los asistentes se expresen y recibe agradecido junto al resto de Dimmu Borgir cada uno de esos merecidos gritos y aplausos.

Pero lamentablemente el show debía terminar, y luego de ‘Mourning Palace’, la banda se despide, retirándose del escenario de Blondie, dejando atrás una dualidad de satisfacción pero a la vez de vacío. La sensación general es que quedaron muchas canciones fuera del setlist, que aún quedaba mucha energía pero que un show que se hizo corto, de todas formas algo “quizás” previsible, con una agrupación que lleva 25 años sembrando oscuridad y grandes canciones

 

Era lógico que un setlist, presentando un nuevo álbum, de una hora y veinte minutos no iba a ser suficiente para satisfacer a todos. Pero nos quedamos con lo bueno, fueron 12 golpes directo en un tiempo de más de una hora que se vivió al máximo, dejando ese “gusto a poco” que quizás hará que el retorno de Dimmu Borgir a tierras chilenas sea más pronto que tarde, pero sea cuando sea, saben que sus seguidores, ese oscuro clan los espera con los brazos abiertos.

Setlist:

  1. The Unveiling
  2. Interdimensional Summit
  3. The Chosen Legacy
  4. The Serpentine Offering
  5. Gateways
  6. Dimmu Borgir
  7. Council of Wolves and Snakes
  8. Archaic Correspondence
  9. PuritaniaEncore
  10. Indoctrination
  11. Progenies of the Great Apocalypse
  12. Mourning Palace

 

Fotografía: Mauricio Aguirre