La noche de domingo fue escogida para la cuarta visita de los asturianos que, en el marco de su gira “Rompiendo el Silencio Tour”, se dieron cita  junto a Witchblade y Alto Voltaje entregando una larga jornada en donde ganó la música a punta de acordes de metal.

 

 

Domingo 15 de abril de 2018
Teatro Caupolicán

Una jornada apasionante para todos los amantes de la música fue la que se desarrolló durante la recién pasada noche del domingo 15 de abril. No importó la carga de la semana, ni que en un par de horas más aparezca el siempre non grato lunes, lo único que importó fue que los amantes del metal en castellano tendrían su tercer reencuentro con la banda española más querida en tierras chilenas: WarCry.

 

WITCHBLADE

A las 19:20 horas hacen su aparición sobre las tablas del teatro de San Diego los nacionales de Witchblade, a cargo de iniciar los fuegos, con el contundente Felipe Vuletich al mando del bajo, un delgado Felipe Majluf a la guitarra, Juan Pablo Hermosilla en las baquetas y un histriónico Felipe del Valle en la voz, frente a un Caupolicán que ya estaba a un 70% de su capacidad habilitada. Los nacionales realizaron un recorrido por sus clásicos y presentaron en exclusiva material de su próximo disco, entre las que se incluiría “No Olvidaré”, un corte en español que habla sobre el mantenerse fiel a las convicciones.

 

Durante los 38 minutos con que encendieron el escenario desfilaron temas como “The Day I Died”, “Not Enough”, “Walk Alone”, “On the road” y “World of Fear”, el cuarteto logró entregar una correcta presentación cimentada en su feroz tridente instrumental conformado por Vuletich, Majluf, Hermosilla y la gran calidad vocal de su cantante y frontman Felipe del Valle que supo manejar al público de gran forma. Aunque con algunos problemas en el sonido, que no lograron empañar la recepción de los presentes, quienes disfrutaron todas las canciones levantando los brazos, cabeceando y aplaudiendo junto a los músicos, Witchblade se impuso con el oficio que tienen sobre las tablas.

 

ALTO VOLTAJE

El reloj marcaba las 20:08 horas y “Al Patíbulo” de Machuca comienza a sonar, anunciando la presentación de Alto voltaje. Una bandera mapuche a la derecha del escenario, otra con el símbolo del Pacto Roerich a la izquierda y dos lienzos verticales con ilustraciones de “Contracorriente” fueron la puesta en escena de la banda liderada por Víctor Escobar, quienes además  contaron con el mejor juego de luces de la noche. Una pequeña intro y  un feroz “Buenas noches” de Ery López  dieron el puntapié inicial al segundo show de la jornada, que arrancó con “Empezar de Cero” y “El Mendigo”, tema que estrenó su último videoclip durante la semana.

El saludo por parte de “Vitoco” con un  “Buenas noches, que bien que hayan llegado temprano, total las chelas se las pueden tomar después”, para continuar resaltando la importancia de que se den estos espacios a que bandas nacionales abran presentaciones de bandas internacionales. Continuaron su show con el ya clásico “Adiós a la Fábrica”,  “Agonía” y “El Gran Peón”.

La única persona que,  faltando el respeto comenzó a corear “WarCry” durante la presentación de artistas nacionales, se aburrió al no ser apoyado por el resto del público que disfrutaba de la propuesta nacional que arremetía desde el escenario. “Chica ruda y sexy” y “Rock & Burdel” vinieron a coronar un set list de lujo que logró transmitir la esencia y trayectoria del quinteto que la noche del domingo demostró por qué han sobrevivido al difícil camino de la música en Chile. Una presentación que consideró todos los aspectos de un espectáculo: puesta en escena, luces y sonido, además de la actitud de cada uno de los integrantes en constante interacción entre ellos mismos , y con el público.

 

WARCRY

A las 20:43 el público ya comenzaba a gritar por los asturianos, quienes hicieron su aparición casi puntual, a las 21:01. Las pantallas comenzaron a proyectar imágenes de Santi Novoa, Rafael Yugueros, Roberto García, Pablo García y Finalmente Víctor García, cuya aparición desató una bataola en los presentes.

Abrieron los fuegos con “Alma de Conquistador” evidenciando graves problemas de sonido: Víctor García partió prácticamente mudo. Por problemas técnicos su voz no fue amplificada sino hasta casi dos minutos después del inicio de la canción. Molesto y desesperado desaparece del escenario mientras intenta solucionar el desperfecto, mientras sus compañeros se resignan y continúan con la interpretación de la canción para que sea coreada por cada uno de los asistentes, que como si no se hubiesen dado por enterados, cantaron a todo pulmón, tomando el protagonismo absoluto del inicio de la velada.

Comienzan los primeros acordes de “Nuevo mundo” y aparece una bandera venezolana en el sector de tribuna, de alguien que seguramente estaba sintiendo en carne propia esa canción que cuenta el relato de una persona que abandona su tierra y familia para buscar nuevas oportunidades, encontrándose con una sociedad en la que no es bienvenido… ¿nos suena familiar?

Tras los aplausos del público llegan las primeras palabras del frontman. Un  “buenas noches hermanos… y al final volvimos, la cuarta ya desde el 2011 como siempre para nosotros es un orgullo y un privilegio estar aquí con todos vosotros. Aparte así hemos podido ver el sol que en nuestra tierra no sale…”

 Todo lo cura el tiempo, el problema siempre se supera…hay que seguir luchando contra el viento” fueron las palabras para presentar “Contra el Viento”, que sería seguida por “Rebelde”,  “Siempre”, “Cielo e Infierno”, “Coraje” y “Resistencia”. No hubo diferencias: “¿Dónde está la luz?”, “Donde el Silencio se rompió”, “Inmortal”, “Revolución”. Álbum tras álbum, track tras track la audiencia respondió por igual a cada una de las canciones con las que arremetió el quinteto: coreando a grito limpio, puño en alto – cuando no los cuernos- y saltando hasta hacer vibrar todo el recinto.

Nuevo speech del vocalista para decir “resistiremos y seguiremos resistiendo. Vamos a ponernos serios con esa moda de pegarle a las mujeres, ahora ya la  gente tiene que entender que esta palabra va dedicada a todos ellos…¡COBARDES!” Mientras la pantalla proyectaba imágenes de periódicos con títulos aludiendo a noticias de maltrato hacia la mujer y femicidios.

El público comienza a gritar “olé olé olé olé Warcry Warcry” mientras Santi Novoa los interrumpe con las primeras notas de “Huelo el miedo”.

Acordes de guitarras y comienza a sonar “Muerte o Victoria”,  que dio espacio para destacar a Víctor, Santi y Pablo, quien como ya es costumbre, se acomodó su guitarra sobre su espalda para proceder a realizar el solo que dio fin a la canción.

Víctor García confiesa que fue consultado sobre por qué sigue existiendo el heavy metal, y  asegura que; “es porque nos hace sentir algo muy especial, y a la gente que viene tras de nosotros también. Entonces, mientras esos jóvenes van creciendo, y otros no tan jóvenes como estos” – apuntado a la banda- “o como yo, quizás vamos envejeciendo esto seguirá adelante, y todos seremos parte de la vieja guardia”. Abrazado a Roberto García, comienza a cantar las primeras estrofas, mientras Pablo visualiza en la primera fila a una niña a la que ayuda a subir al escenario, y quien visiblemente emocionada, disfruta de la canción en compañía de todos. El teatro se viene abajo interpretando la canción cual estadio frente a los cánticos de una hinchada de fútbol. Pablo levantó a la pequeña, que recibe los gritos de “ídola” por todos los asistentes. Estimados y estimadas… hay futuro.

“Ardo por dentro”, “Quiero oírte”, “Odio” y “Un poco de fe” fueron desfilando una tras otra, mientras que Roberto y Pablo García iban de un lado al otro del escenario, sin dejar de interactuar con aquellos fans que se ubicaban en las primeras filas. Pablo bajó del escenario e intentó sobrepasar la valla de protección ubicada en la zona izquierda del escenario, pero antes de lograrlo, una multitud le impidió el paso.

Y ya las que serían las últimas palabras de un agotado y emocionado Víctor García: “No lo sé si me creía pero estamos muy contentos de estar aquí y cada vez. Hoy junto a Witchblade y Alto Voltaje y todas las bandas podemos decir hoy gano yo”.

Un show  de dos horas y media que no hizo otra cosa más que reafirmar la maravillosa relación que han construido estos españoles con su fanaticada, a punta de esfuerzo, pasión y humildad. Cinco hombres que tras cada una de las cuatro presentaciones que hemos podido presenciar han dejado todo sobre el escenario, y por sobre todo, han creado un vínculo con cada una de las personas que a costa también de mucho esfuerzo, intentan recibirlos con todo su cariño cada vez que regresan a esta, que es ya su casa.

Es impresionante la reciprocidad, la simbiosis que WarCry y sus fans logran, convirtiéndose en un solo elemento, un verdadero espectáculo que no sólo es ofrecido por el artista, sino también por quién lo llevó al escenario.

Con un público que además de apasionado, se mostró respetuoso con las bandas nacionales, al escuchar y disfrutar  de principio a fin las propuestas musicales presentadas por Witchblade y Alto voltaje, que seguramente tendrán a nuevos seguidores entre sus filas.

Set List

  1. Alma de Conquistador
  2. Nuevo Mundo
  3. Contra el Viento
  4. Rebelde
  5. Siempre
  6. Cielo e Infierno
  7. Coraje
  8. Resistencia
  9. Cobarde
  10. Huelo el Miedo
  11. Muerte o Victoria
  12. La Vieja Guardia
  13. Ardo por dentro
  14. Quiero oírte
  15. Odio
  16. Un poco de fe
  17. Keops
  18. Así soy
  19. Devorando el corazón
  20. Tú mismo

Encore:

  1. No te abandonaré
  2. El Guardián de Troya
  3. Hoy Gano Yo

 

Texto: Negra Ho
Fotografías: Tamara Matus