El teatro de calle San Diego se vio invadido de buen metal

 

Una mágica noche con las dulces y delicadas voces de Simone Simons y Anneke van Giersbergen, fue la que se vivió este recién pasado sábado junto al regreso de Epica al país, presentando su última placa, ‘The Holographic Principle’, donde además sumaron a su concierto a Vuur, el nuevo proyecto liderado por Anneke, quienes hicieron su debut con su primer disco, ‘In This Moment We Are Free – Cities’, dando el mejor puntapié para comenzar esta tan esperada jornada por los seguidores.

 

Sábado 3 de marzo de 2018
Teatro Caupolicán, Santiago

Vuur

Con un inmenso público y exactamente a las 20:00 horas, partió una leve intro que nos indicaba el comienzo del show de Vuur, donde sus músicos se posicionaron rápidamente en el escenario para interpretar ‘Time – Rotterdam’, apareciendo tras la ovación, Anneke y así llevar a visualizar todas las manos alzadas de la fanaticada, incluyendo la respuesta de Anneke poniendo sus manos en forma de corazón. Finalizando la nombrada, se sigue con el clásico C-H-I, vitoreada por Van Giersbergen y que obtuvo una positiva respuesta.

 

La segunda sería nada menos que el single ‘My Champion – Berlin’, con una alta potencia y las palmas en el aire, sigue ‘On Most Surfaces’, perteneciente a ‘Nighttime Birds’, de The Gathering y que Annie sabe que siempre los asistentes disfrutan recordar los viejos tiempos, y así se demuestra con los coreos “eh, eh, eh”. Sigue el turno de recordar otro proyecto de Anneke, nos referimos a The Gentle Storm, interpretando el sencillo, ‘The Storm’, donde varios cantaron sin cesar y sacudiendo sus palmas.

 

‘Days Go By – London’ fue la que dio el retorno a Vuur, Annie toma su celular y comienza a grabar a los participantes, luego prosigue ‘Your Glorious Light Will Shine – Helsinki’ y la cantante nos indica que ya se acerca el fin, donde no podía faltar nada menos que ‘Sail Away – Santiago’ que claramente estuvo llena de energía mientras ésta duró. ‘Fallout’, que es parte de Devin Townsend Project, continuó la lista, deslumbrándonos con una increíble voz y un pegadizo ritmo. Cierra el setlist con la clásica y más querida ‘Strange Machine’, cantada de principio a fin por todas las personas. Un final perfecto para la tan querida artista que como siempre se destacó por su carisma y dulzura junto a los demás miembros Jord Otto (ex Revamp), Johan Van Stratum (ex Stream of Passion, The Gentle Storm), Ferry Duijsen (The Gentle Storm, ex The Gathering) y Ed Warby (Ayreon, Gorefest), que también demostraron toda su destreza y entusiasmo en esta casi hora de show.

 

Epica

A las 21:23 horas llega el turno de Epica donde con la intro ‘Eidola’ junto a los gritos de los fans, comienzan a entrar los miembros, partiendo por Ariën van Weesenbeek en batería, luego Coen Janssen en teclados y las cuerdas a cargo de Isaac Delahaye, Mark Jansen y Rob van Der Loo, para así llegar a ‘Edge of The Blade’ donde Simone hace su aparición acompañada de fuertes aplausos y cánticos. Llegamos al primer disco, ‘The Phantom Agony’ con la melodía ‘Sensorium’, manteniendo a todos saltando y cantando en totalidad.

 

‘Fight Your Demons’ del EP ‘The Solace System’, estuvo llena de energía, que luego bajó un poco las revoluciones y da un leve respiro junto a ‘Chasing The Dragon’, que no se veía en vivo desde aproximadamente el 2013 y que causó la emoción de varios en el recinto. ‘Ascension – Dream State Armageddon’ continuó y retomó la potencia junto a ‘Dancing in a Hurricane’ y ‘Victims of Contingency’, recordando en esta última el pasado álbum ‘The Quantum Enigma’, con cánticos y una potencia increíble.

 

Llega una de las clásicas en el listado, ‘Cry For The Moon’ donde luego de ser coreada, Ariën se adueña de sus baquetas y nos da un excelente remate, y un muy buen y sonoro solo que desató los gritos de ovación. Llega el momento más alto de la noche y que además era ansiado por muchos al saber que Anneke y Simone estarían juntas en una misma noche, el dueto para la canción ‘Storm The Sorrow’, que también fue grabado en video y que Simone aclaró que se subirá en redes sociales.

 

El single ‘Unchain Utopia’, parte de ‘The Quantum Enigma’, prosiguió con entusiasmo el listado de canciones para que luego se bajarán las luces, Coen indicara a los seguidores que activaran las linternas de sus celulares y comenzara ‘Once Upon a Nightmare’ que se relució con la gran voz de Simons junto al clímax que alcanzó con los músicos para luego recibir los coreos de “Epica, Epica”. Un pausa y un juego entre el público por parte de Janssen, nos dejan luego con una corta intro de la película ‘Jaws’ (Tiburón) para de esta forma iniciar el encore con ‘Sancta Terra’ del ‘The Divine Conspiracy’ con el teclado curvo, y un “te amo Chile”, se da inicio al primer mosh entre la gente y además Isaac, Mark y Coen bajan del escenario para disfrutar junto a los fanáticos de las primeras filas e interpretar luego ‘Beyond The Matrix’, donde los saltos se hicieron presentes una vez más.

 

Culmina la velada junto a ‘Consign To Oblivion’, homónima al disco de 2005, donde entre saltos y cánticos llegó a la cúspide junto al primer wall of death apreciado en un concierto de Epica en el país, algo que marcó el segundo hito de la noche y que recibió los aplausos y gritos.

 

Un recital increíble y que dejó a todos más que contentos y satisfechos luego de 3 años de espera y que, a pesar de no ser el disco del gusto de algunos fanáticos, hizo que todos disfrutaran de igual forma, porque si hay algo que es indiscutible con Epica, es la tremenda puesta en escena que poseen y es que casi 16 años de experiencia no son menores.

 

Texto: Andrèe Sepúlveda
Fotografías: Mauricio Villarroel