Este sábado por la noche se vivió la celebración de los 3 años de vida de las sensacionales Frank’s White Canvas en la SCD de Ñuñoa, con lleno total.

 

Sábado 26 de agosto de 2017
Sala SCD Plaza Egaña

Una jornada marcada por el sentimiento y emoción, el valor del rock-pop y un despliegue de talento joven, empedernido de estas mujeres que componen Frank’s White Canvas; Karin Aguilera y Pancha Torés, es sólo una pequeña muestra de la proyección que podrían alcanzar en un futuro cercano.

Este aniversario –el gran motivo de celebración- se trató de una sesión con sorpresas ya que el show que iniciaba a las 21:30 horas, partió con el prometido lanzamiento del video clip “Good Rebel”. Con respecto al video, en palabras de Karin nos confesó que les tomó bastante tiempo grabar, debido a la búsqueda del enfoque, “estuvimos mucho tiempo pensando en la idea que fuera justa para la canción, que se trata de buscar un lugar en el mundo…”, enfatiza. El video acentúa  la obstinación por lograr un objetivo, ubica a una bailarina artística tratando de alcanzar un aro en lo alto y que luego de intentos fallidos, ésta no se rinde y lo logra, realizando un hermoso baile en altura. La producción estuvo a cargo del realizador Gabriel Sara, la misma baterista de FWC, Pancha, cuenta que “él es el mismo director con el que hicimos “Let it go”, me gusta trabajar con Gabriel, porque entiende lo que queremos decir, y por eso mismo llegamos a los resultado que se vieron hoy…”

El setlist fue una selección que resume estos tres años de carrera, cargado de un profundo significado de lo que implica este recorrido y que viene a demostrar que FWC son artistas de proyección y me atrevo a sentenciarlo, de exportación.  Luego de la presentación del video, por fin salen a escena con Bullseye y Hector del EP Intuition (2014). Es cuando vienen las primeras palabras de bienvenida de la vocalista Karin Aguilera. La emoción se veía en sus ojos.

La sala SCD estaba repleta y algunos fans más acérrimos viajaron desde Rancagua y Viña. El público hizo sentir el cariño y el respeto entre cada canción, y aplaudieron hasta más no poder.

Le siguieron las canciones Grey Devenir, y una colorida interpretación de Teenage Angst de Placebo. La energía de Pancha es increíble. No para, cada golpe que da a su batería, es una demostración de talento, seguridad y confianza. Su protagonismo no sólo va en su destreza, los movimientos corporales son apasionados y es difícil no quedar mirándola para disfrutar de lo que hace. Es algo poco común en bateristas.

Luego de un cambio en la vestimenta, Karin vuelve al escenario para cantar Wake Up, y volver a entretenernos con otro cover, esta vez de Michael Jackson, Beat it, cada uno de los asistentes cantaron con ellas, los aplausos jamás se dejaron esperar más aún al excelente solo de guitarra que nos regaló esa pieza maestra del sonido de la banda que es Yeray Santos. Su música será trascendental,  y me atrevo a cambiar el rótulo y denominarlas rock-pop. En su música predomina una actitud propia del rock, las melodías son de un corte algo más pesado que los sonidos más ligeros propios del pop. FWC tiene la actitud y la garra.

Luego del cover, las palabras de Karin por este aniversario, fueron totalmente llenas de emoción sobre todo al ver la sala llena. Durante la noche, se pudo ver cómo se adueñó del escenario, la pasión en cada canción y el despliegue escénico, me hace imaginarla en los más grandes escenarios del país.

Por lo pronto, interpretaron Good Enought, Be quiet y Let it go que de la misma forma, fueron aclamadas por sus fans.

Otra sorpresa, fue la promoción de la nueva canción Best one yet, para dar paso a la sección acústica de la noche en la que ambas tocaron Damage y Tuesday Morning. Otro cambio de ropa, y vuelven al enchufado para finalizar con la tripleta que incluyó otro cover con Mad World, Secret Garden y la canción del video; Good Rebel, la que finalizó entre una lluvia de globos y confetis brillantes, dándole así un tono emocionante de festejo.

Sin duda fue un gran aniversario. Al final las chicas compartieron con sus fans, se dieron el tiempo de conversar con cada uno y tomarse fotografías.

Este evento fue “sold out” y mucha gente quedó sin poder presenciar a la agrupación. Con respecto a la venta de todas las entradas la vocalista comentó el origen del nerviosismo “anoche estábamos vueltas locas con lo de las entradas, nos seguían escribiendo, y estuvimos tratando de meter más gente, pero no se pudo y en un momento dijimos, qué onda este problema, es lo mejor que nos ha pasado”, una alerta para generar instancias más grandes desde ahora en adelante.

Con respecto al show, ambas comentaron a Rockerio que “creo que este ha sido el mejor show que hemos dado, la gente fue muy linda y estoy contenta por lo mismo, lo disfrutamos mucho” en palabras de la genialidad en las baterías, Pancha. Por otro lado Karin afirmó con respecto al público: “no nos lo esperábamos la verdad. Estuvo emotivo y muy cercano”.

Solo queda concluir que fue un concierto memorable, digno de aniversario. La producción estuvo de primer nivel, equivalente a la banda que estuvo en el escenario. Queremos más de Frank’s White Canvas!

Texto: Celeste Martin
Fotografías: Pablo Aliaga