La sala SCD de Plaza Egaña se vio envuelta de buen rock nacional

 

El pasado viernes en Sala SCD Plaza Egaña estuvo a tope, con gente que viajó desde Talca, Rancagua y Viña del Mar, sólo para ver a las chicas de Frank’s White Canvas, quienes lanzaron su nuevo clip, ‘Wake Up’.

 

Viernes 2 de marzo de 2018
Sala SCD Plaza Egaña, Ñuñoa

 

Una vez más, Frank’s White Canvas, deleitaron a su más acérrima fanaticada, con un exclusivo show en la Sala de Plaza Egaña, con motivo del lanzamiento del nuevo video ‘Wake Up’, dirigido por Gabriel Sara, quien ya ha dirigido los anteriores ‘Good Rebel’ y ‘Let it Go’.

 

A las 21:00 horas, se abrieron las puertas de la SCD, para comenzar a recibir a los fans. En las afueras de la sala, el grupo encargado del merch, organizadamente estuvieron repartiendo las entradas a quienes aseguraron su pase por transferencia. Luego que todos pasaran a sala, y en un completo silencio, las luces se apagan para dar inicio al concierto.

 

El concierto parte con el lanzamiento del video ‘Wake Up’, del que hasta ahora, sólo existía un lyric video de las chicas en sus presentaciones en vivo. El video musical comienza en un espacio totalmente blanco, emprenden los primeros acordes de la canción, aparece Karin y empieza a cantar las primeras palabras. Ella va guiando la acción hasta Pancha, quien aparece tocando el teclado, y de pronto sale a escena una réplica de Karin, con cabello rojo de vestimenta más oscura, pero tocando sólo la guitarra, apareciendo simultáneamente con la Karin vocalista de traje blanco. En un momento se ve Pancha tocando bajo y una versión de ella tocando teclado y otra réplica de ella en la batería. Lo mismo Karin, una vocalista y su versión guitarrista.
Y así comienzan a aparecer más réplicas de ellas, hasta conformar una banda completa. Ellas son las que cuentan una abstracta historia que retrata una lucha interna, del “yo contra yo”.

 

De acuerdo a la reflexión del director, Gabriel Sara, el concepto del video se trabajó siempre en conjunto, y se quisieron plasmar las diferentes facetas de ellas como músicos, que es en la realidad lo que hacen: “La Pancha y la Karin, están representadas en su totalidad en el video. Es más, todo el equipo está compenetrado en eso mismo, desde el maquillaje, vestuario, fotografía… Dirección de arte, es todo el equipo en torno a esa misma idea”. También recordó que en una de las reuniones surge la idea de tocar con replicas: “ellas en el fondo salen representando lo que es su totalidad el álbum, porque en el estudio no hay otro bajista, no hay otro tecladista son ellas mismas en el estudio y no hay más… y creíamos que era necesario representar eso en el video”.

 

Según la percepción de Pancha con respecto al video fue recalcar el mensaje visual: “La verdad es que, para nosotras, el mensaje detrás de la música es lo más importante, no más que la música en sí, pero es la razón de porqué hacemos todo lo que hacemos, le ponemos mucha dedicación porque tiene que ver con apoyar lo musical en ese sentido… el equipo ha desarrollado una química súper bacán, y fueron muchas tardes de conversar, tener una banda te da una oportunidad en otras artes también…”. Además hizo hincapié en el trabajo que se hace en la producción de cada canción, “era mostrarnos a nosotras trabajando, como realmente es todo… hacemos así las canciones, yo me dedico a la parte instrumental de las canciones, y experimentarnos en otros instrumentos… y pegado a la idea del ‘Exist’, que en el fondo es el enemigo en toda la vida, siempre se reduce a la pelea de uno mismo”.

 

Por su parte Karin, recuerda que fue un día de locos, ya que el video ‘Good Rebel’ y esta nueva versión de ‘Wake Up’ se grabaron el mismo día: “fue una locura, a la Pancha se le ocurrió hacer dos videos en un día, y nos lanzamos. Ese día llegamos como a las 6 de la mañana y salimos como a las 9 del estudio… grabamos ‘Wake Up’ primero y después ‘Good Rebel’. Tuvimos que pintar el estudio completo para el otro video, fue una locura”.

 

Con respecto al concepto relata que “la idea que las réplicas de nosotras fueran personajes más indiferentes, como más androgino…”.

 

Volviendo al concierto, el acto seguido, los aplausos a la producción del video, para dar paso a la música que parte con el dúo entrando al escenario en medio de ovaciones. Se dictan los primeros acordes de ‘Bullseye’, Pancha toma asiento en el trono de esa hermosa batería blanca, resuelta entre garabatos y palabras que, por mi falta de ojo de águila, no pude leer bien. Sale Karin quien a paso firme se instala en el centro del escenario y saluda a todos con las manos mientras canta. Siguiendo con ‘Intuition’ (2014), el conocido EP del dueto, le sigue ‘Hector’. La banda toma un vuelo en cada presentación, se nota cuando la cantante se toma las palabras de bienvenidas y la gente responde, siempre fuerte y claro.

 

Frank’s White Canvas producen una especie de hipnosis en el colectivo y se adentra en la fibra más escondida de la gente, es un efecto realmente seductor e impresionante, que lleva a la reflexión de querer ver hasta dónde son capaces de llegar. En el escenario Pancha Torés tiene una mirada más que penetrante, una actitud inquieta e intensa, cautivadora con su danza en la batería, mientras que Karin se adueña de nuestros corazones cuando entona esas potentes frases, en las que esboza la más hermosa sonrisa que no sólo seduce, sino que inspira a querer absorber otro poco de ellas. Son una combinación loca y perfecta.

 

Las canciones más rockeras, siempre se vacilan más, pero las butacas de la SCD a veces lo hacen menos cómodo, sin embargo, en esta oportunidad todo eso se fue al carajo por un buen rato y es que, si hay algo que el rockandroll de ciertas canciones, es infalible, es en ese efecto hiperquinético que no te deja estar sentado y las Frank’s, ofrecen eso con su música. Pasa cuando interpretan ‘Wake Up’, ‘Let it go’, ‘Good Rebel’ y a mi parecer, una de las más rockeras, ‘Secret Garden’, con Pancha tronando todo ese talento en batería.

 

Hace un rato vienen haciendo bailar a todos con ‘Beat it’ del rey del pop, Michael Jackson y con ‘Teenage Angst’ de sus favoritos, Placebo. Sin embargo, esta vez tuvimos la hermosa experiencia de escuchar un tributo a Linkin Park, ‘Crawling’ en homenaje a Chester Bennington, (por su repentino fallecimiento en julio del año pasado), en un formato acústico, con Pancha en el teclado y la perfecta voz de Karin, que proporcionó esa textura que saben dominar, una más íntima y sensible.

 

Siguiendo con estas atmósferas, otro punto que dejó a todos con el corazón en la garganta, una canción difícil de digerir por lo emotiva, fue ‘Tuesday Morning’. La lectura que me deja esa canción es que hay algo hermoso en el dolor de perder a un ser que amas, que son los buenos recuerdos llenos de empatía y amor.

 

El concierto que hasta ahora va experimentando una fórmula conocida, llegó al éxito. Sala prácticamente vendida, fans de Rancagua, Talca, Viña dieron la cara por las regiones. El entorno familiar hizo posible ver el alcance de sus seguidores, de todas las edades. Al final una lluvia de globos rojos y morados (como ellas), confeti de colores, vienen a cerrar este concierto, y en el simbolismo de la lluvia de globos, son ellas, Frank’s White Canvas, entregándose al público.

 

Ahora, se van directo al estudio a seguir componiendo y trabajar lo que será el próximo disco, que al parecer verá luz este año.

 

Texto: Celeste Martin
Fotografías: CQPhotographer