El recinto de Parque O’Higgins fue dominado en su totalidad por las tres destacadas bandas de la escena metalera europea

 

Miles de seguidores de las distintas ramas del metal se reunieron en una sola velada, en un solo lugar, e igualmente, disfrutaron de una misma manera. La aclamada Helloween Night hizo de las suyas en el Movistar Arena, donde Arch Enemy, Kreator y Helloween compartieron el escenario y desataron la euforia de los fieles con sus inigualables shows que hicieron retumbar el recinto.

 

Miércoles 31 de octubre de 2018
Movistar Arena, Santiago

Arch Enemy

La espera terminó y ya era tiempo de volver a ver en vivo a la banda liderada por la tremenda Alissa White-Gluz, a eso de las 19:30 horas hace ingreso en las baquetas, Daniel Erlandsson quien luego de saludar a los presentes nos derivó a la clásica intro para que ingresaran Michael Amott, Jeff Loomis, Sharlee D’Angelo y la enérgica Alissa quien no titubeó al interpretar ‘The World is Yours’ del reciente ‘Will to Power’, que llenó de energías a los presentes que siguieron disfrutando de la clásica ‘Ravenous’ coreada en su totalidad, ‘War Eternal’ y ‘My Apocalipse’ otra de las icónicas que además visualizaba a Alissa flameando la bandera de Arch Enemy.

 

‘The Race’, ‘You Will Know my Name’ y ‘The Eagle Flies Alone’ fueron las que prosiguieron, y, envueltas de una increíble potencia es que el público cada vez desataba más la euforia y el entusiasmo tras tres años de ausencia en nuestras tierras. Continuó ‘First Day in Hell’, el interludio ‘Saturnine’ que lució a sus músicos en sus respectivos instrumentos, para llegar a ‘As the Pages Burn’ del disco ‘War Eternal’. Parecía una presentación muy corta, y es que el tiempo vuela y ya presenciabamos el final, que, no podía ser nada más ni nada menos que con las tremendas ‘We Will Rise’ y ‘Nemesis’, las que fueron coreadas a todo pulmón y con una excelente calidad vocal por parte de White-Gluz, a quien esperamos prontamente tener en Chile.

 

Kreator

Exactamente a las 21:00 horas llega el turno de los brutales de Kreator quienes tras breves segundos se posicionan en la tarima para derechamente partir el concierto con ‘Phantom Antichrist’ del álbum homónimo que prende inmediatamente a la masa metalera. Sigue ‘Hail to the Hordes’, ‘Army of Storms’ que detonaron los imparables headbangings, y ‘Enemy of God’, otra de las homónimas a los álbumes de Kreator y que produjo unos minutos de aliento para luego seguir la crudeza musical de Mille Petrozza, Sami Yli-Sirniö, Ventor y Christian Giesler.

 

‘Satan is Real’, ‘Civilization Collapse’ y ‘Flag of Hate’ fueron las que se enlistaron, siendo en esta ultima donde Petrozza levanta y mueve de lado a lado su también clásica bandera de la agrupación, llevando a los vitoreos de los participantes del show. Recordemos que Kreator se encontraba grabando su show en Movistar por lo que los fanáticos no dudaron en dejarlo todo en el recinto, hecho que se presenció en ‘Phobia’, ‘Gods of Violence’ y ‘Fallen Brother’ donde vimos los míticos crowdsurfings en las primeras filas.

 

Para casi ir cerrando se interpretó ‘Hordes of Chaos (A Necrologies for the Elite)’ y ‘The Patriarch’ que enloqueció a los expectantes con llamas de fuego en pleno escenario. Esto continuó también en el himno ‘Violent Revolution’ y la que culmina la presentación ‘Pleasure to Kill’ dejando a todos colmados del más puro thrash metal, tal y como Kreator lo sabe hacer.

 

Helloween

El previo entusiasmo por ver a la calabaza era inmenso, y sabemos que esta segunda fecha de Pumpkins United era algo que todos anhelamos luego de que se presentarán hace casi un año en un repleto Caupolicán, y si hay algo que debemos destacar antes que el show en sí, es el gran e impensable salto que dio Helloween con sus fechas en nuestro país, ya que nunca (o más bien era un sueño) pensamos en poder ver a los alemanes en un escenario tan grande como es el Movistar, y además que éste, estuviera copado. Esto precisamente fue lo que a muchos les hizo aumentar aún más las ansias de esta nueva fecha.

 

A eso de las 21:43 horas comienza la intro de apertura al espectáculo que nos dirigió rápidamente a ‘Halloween’ que con manos alzadas y fuertes aplausos embriagó a los fieles junto a ‘Dr. Stein’ que mantenía a varios cantando en conjunto de ‘I’m Alive’. Tras éstas, Andi Deris saluda al público con un “¡Feliz Halloween!”, y entre otras palabras, nos muestra a Seth y Doc, calabazas animadas que nos fueron presentando algunas melodías, como en este caso lo fue con ‘Are you Metal?’ momento en el que Andi coloca una máscara de calabaza, que acogió de un fanático, a Markus. Así llegamos a ‘Perfect Gentleman’, otra de las que escuchamos los cánticos y a Deris con su atuendo de sombrero de copas, chaqueta brillante y lentes.

 

Se une a la lista el medley por parte de Kai Hansen, la cual incluye partes de ‘Starlight’, la destacada ‘Ride the Sky’ y ‘Judas’ que enardeció a todos y reprodujo los “olé, olé, olé” que tan bien conocemos y sumar a la recordada ‘Heavy Metal (Is the Law)’ cantada a todo pulmón en los coros. Luego, Andi pide a cada persona que encendiera las linternas de sus celulares para la próxima canción y teniendo una positiva respuesta, se entonó la emocionante ‘A Tale that wasn’t Rigth’ en la inmensa voz de Michael Kiske, donde también tuvimos unos minutos de descanso.

 

Una vez recobrado el aire llegamos a la melodía que quedó pendiente el pasado 2017, el himno de esta reunión, ‘Pumpkins United’. Aquí es donde llegamos a la emoción más profunda de un gran fanático de Helloween, y es que Dani Löble se luce en su batería recordando a Ingo Schwichtenberg, e incluso con el clip de la pantalla a espaldas de Dani, nos hacía parecer que realizaban un dueto en las baquetas, todo se llenó de ovación entre aplausos y gritos por este lindo gesto. Para calmar un poco las emociones, Kiske y Deris realizaron su propio medley que se basaba en ‘Livin’ ain’t no Crime’ y ‘A Little Time’ donde Michael toma una bandera chilena que muestra al público que tenía dibujado el círculo de calabazas que representa la reunión.

 

Reaparecen Doc y Seth para entregarnos ‘March of Time’ una de las que los fieles adoran y que cantaron con mucha potencia junto a ‘Sole Survivor’, melodía que el mismo Andi describe como su primera grabación con Helloween. En este instante, Andi recibe unas banderas para mostrar frente al público como previa a la melodía que seguía, una bandera venezolana, otra brasileña entre las filas, y otra que causó mucho de qué hablar, la bandera de Colo Colo a la cual el público se expresó según su ideal, pero que el vocalista besó frente a la fanaticada para luego entrar de lleno a la emocionante ‘Power’ y a ‘How Many Tears’, otra de las más cantadas.

 

Aquí llegamos a la primera pausa y al primer encore de la jornada, que tras algunos minutos nos presentó ‘Eagle Fly Free’ coreada hasta el final, a la homónima del disco de 1987, ‘Keeper of the Seven Keys’ que nos dirigió a la presentacion de la banda y a la segunda pausa.

 

Esta vez los minutos de espera fueron más, pero sirvió para que los asistentes pudieran tomar un respiro, mojarse la cara y tomar algo para recuperarse de tal evento que no lograba colmar la energía. De esta forma es que escuchamos solo de Kai Hansen que sacó los aplausos y silbidos por su destreza para que luego ingresaran los demás y escuchar ‘Future World’ que nos transportó a la clásica ‘I Want Out’ que desató los últimos cánticos y algunos globos que ya marcaban el fin de esta gran velada al más puro estilo del metal.

 

Una histórica jornada cargada a la potencia, brutalidad y emoción que una vez más dejó a todos con una sonrisa en sus rostros, donde a pesar de todo el cansancio que pudo haber, se disfrutó a concho cada una de las bandas que dieron todo de sí en esta única y particular noche de brujas.

 

Texto: Andrèe Sepúlveda
Fotografías: Mauricio Villarroel