La poesía de Walter Contreras y el poderío de La Más Gorda, coincidieron perfectamente para el estreno en vivo de “eStar”, nueva placa del power cuarteto.

 

Jueves 30 de noviembre de 2017
La Batuta

La noche de jueves arrancó tarde para presentar la nueva placa del power cuarteto integrado por Mauro Torres en Guitarra y Voz, Cristián Mardones en Bajo y los hermanos Hugo Von Mühlenbrock; Felipe y Benjamín en Guitarra y Batería respectivamente. A eso de las 00:13, llamaron al público a acercarse para escuchar parte de la historia de la banda y de sus inicios, dando paso a la presentación del acto de apertura de la larga jornada con La Carpa del Diablo, de Walter Contreras, acompañado en esta oportunidad por Felipe “Ganso” Silva en Guitarra, quienes supieron envolver al público presente en esa suerte de poesía rockera y stand-up social y crítico, aunque también gracioso.

Una Batuta a tres cuartas partes de su capacidad, recibió a La Más Gorda quienes irrumpieron faltando pocos minutos para la 1 de la mañana de la mano de un sonido casi perfecto y la excelente nueva iluminación del recinto ñuñoíno. La banda ofreció a sus fanáticos un set que se basó alternadamente entre canciones ya clásicas de su debut discográfico “Más”, tales como “No Te Necesito”, “Mal Papi”, Vakero” o el himno “Ratas Gordas”, y la casi totalidad de los temas de su nueva placa, “eStar”, que vio la luz gracias a una exitosa campaña de crowdfunding, instancia que fue celebrada con este intenso y potente show. De lo nuevo destacaron “Descenso Controlado” que indicaron que está dedicado a los deportistas con falta de apoyo, “Arpegio” o una sorpresiva e ídem “Cueca”.  Tal vez, y como ya es costumbre en este local, el iniciar tan tardíamente las presentaciones de las bandas, terminó pasándole un poco la cuenta a La Más Gorda, ya que mucha gente optó por comenzar a retirarse de La Batuta en medio de la actuación, tema que no fue impedimento para que los más fieles -y “valientes”- se mantuvieran hasta el cierre de esta verdadera Gorda aplanadora que les pasó por encima.

 

Fotografías: Synthya Marambio