El metal se empoderó de Blondie bajo una gran y fiel fanaticada

 

La noche de este 15 de mayo, se concretó el esperado retorno de la banda sueca de metal sinfónico, liderada por el gran maestro Christopher Johnsson: Therion, bajo el tour ‘Beloved Antichrist’, el cual comenzó a girar en Latinoamérica desde el 8 de mayo en el país trasandino. La ocasión se llevó a cabo en Club Blondie, siendo esta la primera vez que los suecos se presentaban en este local.

 

La ópera rock llevaba esperando muchos años ser dada a conocer al público, y tras grandes esfuerzos esta finalmente vio la luz. Si bien no ha sido del gusto de todos los fans, esta ha sido definida como algo que será incomprendido hasta que no sea presentada como tal. Siendo la bestia, los anfitriones principales, el público degustó además del talento nacional de Lapsvs Dei y Caterina Nix, además de los británicos The Devil, quienes acompañan a Therion desde su gira en Europa. Esta es la primera presentación de estos últimos en nuestro país.

 

Martes 15 de mayo de 2018
Blondie, Santiago

Lapsvs Dei

Los chilenos abrieron el telón de lo que sería esta gran noche. La banda de doom metal demostró su gran talento y su desplante ante la primera audiencia, siendo bien recibidos por sus compatriotas que comenzaban a llegar al recinto. Las primeras notas de ‘Dreams’ comenzaron a sonar, canción que fue gratamente disfrutada por el público, lo que consiguió crear un ambiente de un carácter sereno y oscuro, ante el dinamismo de los integrantes de Lapsvs Dei.

 

‘Reborn’ y ‘The Feeling Remain’, capturaban a los asistentes, quienes si bien eran escasos disfrutaban del show. Los chicos además presentó material como ‘Colossal’, el cual ya se ha tocado en ocasiones anteriores, finalizando su sólida presentación con ‘Absences’ de su disco ‘Sadness Reflections’ del 2013.

 

Caterina Nix

Una elegante y carismática Caterina hizo ingreso con su banda pasadas las 20:15 hrs, volviendo a tocar a escenarios nacionales tras un tiempo que la mantuvo de gira por Europa. Demostró estar agradecida y emocionada de volver a tocar en vivo después de un largo tiempo.

 

En su voz se percibían cicatrices de una bronquitis que le afectaba, lo que no fue impedimento para desarrollar su show de manera profesional, demostrando su experiencia en el escenario, y un gran complemento con los integrantes, en especial con Nasson, quien confirmó tener una excelente relación con el público y no dejando en vano su vasta experiencia como guitarrista.

 

The Devil

El cuarteto británico de metal atmosférico destacó increíblemente por su bizzaría extrañeza, una vestimenta que se acompañaba de trajes negros y máscaras de tinte metálico que mantiene en el absoluto anonimato las identidades de cada integrante de The Devil, lo que no es impedimento para destacar a cada uno, quienes se presentan mostrando una personalidad diferente.

 

Su música, total y exclusivamente instrumental, se apoyó de material visual, donde se apreciaban imágenes y videos de hechos históricos importantes a nivel mundial, discursos, ciencia, así como también enfatizando en el misma escéptica creencia alienígena como en su primer tema ‘Universe’, con el que se dio a conocer al público chileno, entregando un sonido preciso y convincente.

 

‘World of Sorrow’ y ‘Extinction Level Event’ se escucharon a continuación, evitando las pausas entre canción y canción. El público escuchó de manera respetuosa y reaccionaba favorablemente ante los escasos in crescendos del show. ‘Illuminati’ y ‘Alternative Dimensions’ también fueron parte de espectáculo el que finalmente cerró con ‘Devil and Mankind’, entre aplausos de los espectadores demostrando una buena recepción y el retiro de la banda en un completo silencio.

 

Therion

Tras tres años de ausencia en nuestro país, donde surgieron problemas de salud, cambios en los integrantes y el culmine de una de las obras más esperadas, pasadas las 22:15 hrs, la banda comenzó a aparecer en escena. El primer síntoma de que se esperaba una gran noche fue la reacción del público quienes inmediatamente aplaudieron y ovacionaron la llegada de Therion a la tarima, lo que no era duda esperar aquella reacción. La obertura se realizó con ‘Theme of Antichrist’, perteneciente a su última entrega, generando esa atmósfera única que tan solo ellos saben hacer: clásica, elegante, sin excesos. Posteriormente continuaron con ‘The Blood of Kingu’, uno de sus temas más clásicos, demostrando el gran complemento de los vocalistas y siendo coreado por todo el público presente. La increíble y desbordante energía de Linnea fue demostrada en ‘Din’, donde se adueñó en segundos del escenario y de los asistentes.

 

El público en pocos minutos ya estaba en éxtasis disfrutan de la bestia, quienes continuaron presentando temas de su última ópera, como también clásicos de antaño, como los de la obra ‘Secret of the Runes’, hacienda un repaso por casi toda su historia discográfica. El ambiente se tranquilizó pero conjuntamente desbordó emoción a la llegada de ‘Lemuria’, que si bien en un comienzo se extrañaba la voz de Lori Lewis, que acompañó por largos años a Therion, Chiara con su gran voz dramática y carisma hizo suya esta pieza.

 

‘Cults of the Shadows’, ‘The Invincible’, ‘Son of the Staves of Time’, fueron también parte de esta especie de soundtrack de vida de muchos de los asistentes, quienes han visto crecer, cambiar, surgir y disfrutar de lo que ha sido Therion en estos casi 30 años de carrera. Ya cerca del final de este show, Mr. Johnsson se dirigió al público, agradecido como también haciendo bromas hacia éste, comprándolo con el público latinoamericano y que esperaba más para finalizar su presentación, lo que provocó una desbordante reacción del público y en segundos el infaltable himno: ‘To Mega Therion’, el que comúnmente da paso al final de cada concierto.

 

Fue así como la banda bajó del escenario tras casi dos horas de show, agradecidos por el cálido recibimiento del público chileno, dando paso a un encore que hizo reaccionar a los asistentes quienes exigían más de la banda, ante ello, el argentino Christian Vidal salió a controlar y animar a los presentes entregando sus agradecimientos e invitó a subir al escenario a los demás para complacer a sus fans, entregando un último tema: ‘Quetzalcoatl’.

 

Los chilenos quedaron absortos ante uno de los mejores espectáculos de la bestia, quienes aun siguen demostrando que son los amos y señores del metal sinfónico. Durante la ocasión se realizaron registros, que contemplarán el desarrollo de un futuro DVD.

 

Texto: Carla Vega
Fotografías: Mario Miranda del Río