Nuclear Assault se presenta este domingo

 

A días de una nueva presentación de la banda de thrash neoyorkina Nuclear Assault, hicimos este breve repaso por la vasta trayectoria de su bajista Dan Lilker, el melenudo músico quien ha participado, colaborado y permanecido en más de una agrupación por décadas, convirtiéndose así en uno de los músicos con mayor participación y relevancia en el metal a nivel mundial.

 

Brutal Truth
Dan no sólo ha estado cercano a lo que es la escena thrash, sino que también ha incursionado en estilos tan duros como el grindcore junto a otra de sus bandas. Es así como conformó Brutal Truth, en compañía de tremendos músicos tales como Richard Hoak, y su compañero en N.A., Erik Burke, y el capísimo de las voces Kevin Sharp, quien hoy permanece como vocalista de Lock Up junto a nuestro compatriota Anton Reisenegger.

La banda grabó siete discos de estudio y un gran número de EP’s, sin embargo, luego de más de 20 años de actividad y un breve receso intermedio, se disolvieron para siempre en 2014.

 

 

Stormtroopers of Death
No son muchos los thrashers que conocen y disfrutan de S.O.D. Si bien no son una banda del todo under, la agrupación nunca logró la popularidad que quizás mereció, pero eso es harina de otro costal. Lo cierto es que S.O.D., conformada, además de Lilker, por el calvo Scott Ian y Charlie Benante, ambos músicos de Anthrax, junto al vocalista Billy Milano.

Su trabajo más popular fue ‘Speak English or Die’ (1985), placa con la que la banda dio inicio a una serie de lanzamientos con poca continuidad, debido a las ocupaciones que todos los músicos tenían con sus demás agrupaciones.

 

 

The Ravenous
Esta es probablemente una de las agrupaciones menos conocidas en las que el bajista ha incursionado. La banda cuenta con sólo tres álbumes y se aleja de todo lo que Dan hizo anteriormente.

Formados en Benicia, California, se acercaron mucho al sonido de Autopsy y Necrophagia, obteniendo así un sonido crudo característico del death metal de la época, con tintes gore y horrorosos, muy lejanos a lo que el género hoy materializa.

 

 

Anthrax
La vasta trayectoria de los neoyorkinos habla por sí sola, son considerados una de las cuatro grandes bandas del thrash metal de la historia junto a Slayer, Megadeth y Metallica. Con ellos Lilker grabó su primer disco de estudio, piedra angular de lo que hoy es uno de los géneros mayores del metal a nivel mundial. No sólo participó de las grabaciones, sino que fue compositor de todos los tracks del álbum, trabajo no menor, resaltando así la importancia de Dan en la escena.

 

 

Nuclear Assault
‘Game Over’, paradójicamente ese es el nombre del primer álbum de N.A., como si el juego fuese a finalizar allí para Dan luego de ser despedido de Anthrax, pero no. Ese fue el comienzo de todo para los thrashers de Nuclear Assault, quienes sólo en Estados Unidos han vendido más de dos millones de álbumes.
Junto a su banda, Lilker ha grabado seis álbumes de estudio y cuatro EP’s, además de varios álbumes en vivo.

Los neoyorkinos cuentan ya con más de 35 años de carrera, convirtiéndose así en una de las agrupaciones más importantes del género e influenciando a muchas otras bandas que hoy ven en Nuclear Assault, un reflejo de cómo hacer metal a la vieja escuela.

 

 

Esta última es la agrupación con la que Lilker, Conelly y compañía se presentarán en Blondie junto a los locales de Dorso y Nuclear, dos importantísimas bandas de lo que hoy es la escena metal nacional.

 

Entradas disponibles a través de sistema Ticketek.

 

Texto: Bastián Gómez