Tres grandes bandas se dieron cita en La Batuta

 

Dos invitados para una fiesta de rock nacional, celebrábamos un año más de vida Rodrigo Priapo, esta noche junto  a Chocloneta y Silverjack, quienes fueron la antesala del -como siempre- rockero show de Priapo, una noche de mucho rock nacional sazonado con las distintas propuestas de cada banda.

Chocloneta abrió la noche, mientras en el exterior unas timidas gotas cain anunciando la esperada lluvia en la capital, por su parte la banda no espero más allá de unos segundos para desatar un temporal de energía como entregan siempre en cada presentación, temas que rápidamente despertaron al publico que poco a poco iba llenando la pista frente al escenario, en este momento la banda esta preparando su próximo material que espera ver la luz más pronto que tarde.

Luego de una corta pausa, Silverjack se apropió del escenario , su rock pesado no dejó a ninguno de los asistentes indiferente,  el trio hizo cabecear y cantar al publico con facilidad , a través de su corta presentación que incluyó  los temas clásicos de la banda (coreados por varios de los asistentes) y un adelanto de su próximo disco «Nervios de Acero», el cual fue muy bien recibido por los asistentes, transformándose en una buena carta presentacion para lo que será el cuarto disco de la agrupación.

Después de la respectiva pausa llegaba Priapo con una avalancha de rock, un show potente y entretenido como acostumbran hacerlo. Pero no era noche cualquiera, ya que además de ver la nueva formación de la agrupación ya de forma más consolidada, quien le da el nombre a la banda estaba de cumpleaños y no podía dejar pasar esta fecha sin una buena dosis de rock, una buena fiesta de la que todos fuimos parte, la pista de La Batuta vibraba con cada tema y con la energía de los fanáticos, que cantando o disfrutando en su metro cuadrado hacían de esta noche una celebración para recordar. La sorpresa de la noche llegó cuando un poco antes del final, una tonada que todos conocemos y una linda torta (coronada con micrófono y guitarra por supuesto) nos unió en un caluroso «Cumpleaños Feliz!!…» cantado por todos quienes estuvimos presentes  con el cariño y respeto que se ha ganado el músico dentro de la «nueva escena» nacional que esta creciendo. En resumen fue una grata jornada, que a ratos se hizo algo corta pero no por ello menos memorable, una noche nos donde el frio no pudo ahuyentar al público, aquél  con cada vez más sed de rock nacional.