Con un impresionante marco de público de más de 5.000 asistentes, se llevó a cabo el Festival gratuito de Coelemu en la región del Bío Bío.

El cartel de RINRI 2016, estuvo compuesto por Ñache (Tomé), Unión (Valdivia), LeatherGun (Linares), Eco Muerto (Huepil), Tantos Otros Todavía (Concepción), Rize (Concepción), Anesthesia (Trehuaco), Diploide (Talcahuano), Five Music (San Pedro de la Paz), los locales de Sujetos Ficticios, Perro Guacho, Rockawilly, CTM, Sirona, The Mitjans, Astaroth y Caída Libre. Desde la capital el aporte vino de parte de Sinergia, 2X y Alejandro Silva Power Cuarteto.

Cumpliendo todas las expectativas de seguridad, espacio, infraestructura, producción – tanto con los músicos como con la audiencia-  y horarios (Partieron a las 14:00 horas puntualmente), el público también puso su cuota de compromiso, generando una maravillosa postal en que se pudo apreciar gente de diferentes edades en un evento que fue prácticamente una reunión familiar. El comportamiento de la masiva audiencia fue ejemplar; poca basura, cero desordenes y apoyando en todo momento con gran respeto y merecidos aplausos desde la banda más «emergente» hasta los consagrados.

Alejandro Silva Power Cuarteto, se tomó el escenario ya caída la noche, en un momento en que la multitud ya estaba con niveles de adrenalina a mil, tras el show de 2X, esperando ansiosos la propuesta del Cuarteto, quienes por segunda vez se presentaban en los entarimados del Rock In Río Itata.
El set estuvo compuesto en gran parte por su nuevo material de «Solo Caos» (2014), sin embargo no olvidaron dar en el gusto a sus seguidores más antiguos con temas clásicos, de sus primeras producciones. Tras casi una hora de actuación, se despiden con la satisfacción en sus rostros y el publico exigiendo un bis, a lo que la agrupación hizo caso rematando el concierto con «80», una de sus emblemáticas composiciones de «Dios Eol» (2002).
Posterior a su intervención, Silva y compañía no dudaron en fotografiarse y dar autógrafos a sus fanáticos y a quienes por primera vez los escuchaban, dando muestras de la sencillez y cercanía que siempre ha mantenido este gran músico.

El festival se extendió hasta pasadas las 3 AM, cerrando la maratónica jornada Diploide, ante miles de personas que aún querían más rock.

Coelemu ES ROCK!!

Fotografías: Nico Ulloa Vega