El pasado domingo se llevó a cabo la sexta versión de uno de los festivales más grandes de la región de la Araucanía.

 

Domingo 19 de febrero de 2017
Parque Isla Cautín – Temuco

La organización del Festival, contabilizó más de 5.000 personas de la zona y de diferentes ciudades del país que, en familia, se hicieron presentes en el parque Isla Cautín para vivir una maratónica jornada de domingo cargada al Rock nacional con más de 10 horas de duración. Las amenazas de lluvia se quedaron solo en eso y el Merken Rock se pudo realizar donde originalmente estaba previsto, para celebrar los 136 años de Temuco con música.

Diversos estilos y géneros se dieron cita en esta sexta edición desde la partida, pasadas las 13:00 horas, con 8 Monkys, el colectivo musical nacido a fines de 2014, integrado por Daniel Silva (“Papa Monky”), Guillermo Álamos (“DJ Manson”), León BarreraMC Chagui Lupi, Felipe Ganem en Bajo y Javier Riquelme en Batería. Funk, Hip Hop, Rock Alternativo y un discurso muy frontal es lo que entregó la agrupación radicada en México de la mano de su disco debut «La Ira», en esta nueva visita a nuestro país que los llevará a subir al escenario de Lollapalooza Chile en el mes de abril.

Los sonidos de Temuco llegaron, en primera instancia, con el metal contemporáneo de M.I.D (Miedo Invoca Dolor), banda nacida el año 2003 que está formada por Edgardo Garcés en Voz, Raúl Hauenstein en Guitarra, Felipe Jeria en Bajo y César Zurita en Batería, quienes impusieron sus 14 años de trayectoria presentando parte de su disco 2016 «A La Sombra del Odio» el que fue masterizado por Pepe Lastarria (All Tomorrows). Los también originarios de la zona Alectrofobia, power trío compuesto por Gerardo Elgueta en Bajo y Voz, Rudy San Martín en Guitarra y , en esta ocasión, en la Batería con Memo Barahona (Fiskales Ad Hoc – Bonzo), reemplazando a su nuevo Baterista Alonso Cabello debido a problemas de salud, supieron imponer su gran calidad, la que los hace ser un número seguro en cada una de sus actuaciones, con su sonido tan propio que los mantuvo repasando material de la excelente última producción «Imbécil» (2016), y  algunas canciones clásicas de sus dos discos anteriores.

Cerberus el cuarteto formado en el ya lejano 1993 y que está integrado por Juan Pablo Baquedano en Voz y Guitarra, Luis Mery en Guitarra, Claudio Astorga en Batería y Miguel Neira en Bajo y voces, se hizo presente con su poderoso Death Metal encargándose de hacer mover la cabeza al gentío con parte de su elogiado último disco «Agony Of Damnation».

BBS Paranóicos, una de las bandas fundacionales del punk rock en Chile con más de 25 años de impecable trayectoria, continuaría la serie de shows con una actuación notable. Omar Acosta en Voz y Guitarra, Juan Herrera en Batería, Pedro López en Guitarra y Carlos Ozz Kretschmer en Bajo y Voz, hicieron de su presentación una fiesta.

Necrofactor nativos de Curacautín formados en 2005, también quisieron decir presente invitando al público a saborear todo el Groove metal que traerá su primer disco «Ciclo de Destrucción». José Rodriguez, Bernardo Cofré, C.C., Nicolás Depaoli y Necro, dejaron más de un cuello damnificado con su poderosa propuesta.

Dos bandas oriundas de Temuco – hoy radicadas en Santiago – quedaron con la responsabilidad de seguir imponiendo peso a la jornada dominical; Lapsus Dei, se encargó de brindar al público el doom metal, presentando su último disco «In Our Sacred Places» (2015), con el que Julio Leiva (Gruñidos y Guitarra), Rodrigo Poblete (Voz y Guitarra), Luis Pinto (Batería), y José Agustín Bastías (Bajo),  planean una nueva gira por Europa este año. Mientras que Robot The Mimbre, con más de 10 años de trayectoria, trajeron al escenario un contingente de clásicos, además de temas de su quinto disco «Estado de Necesidad» (2016). Ignacio Suárez en voz, Pablo Aranda en bajo, Néstor Osorio en batería, Mario Maldonado y Luis Urrutia en guitarras supieron preparar al público para las dos actuaciones finales del Festival, dejando un muy buen sabor de boca.

Rey Sombra fue la sorpresa de la jornada; una de las agrupaciones más destacadas dentro de la escena musical local, gracias a su original propuesta musical que incluye ritmos que van desde el hard rock, hasta el folk-rock tradicionales. Formados en septiembre de 2001, hicieron gala de sus tres registros discográficos; el demo homónimo de 2002, el EP«Isomorfo» (2004), y el LP «Crepúsculos» (2006). La banda regional integrada por María José «Cote» Herrera en Voz, Felipe Lara en Batería, Joaquín Rosas en Bajo, Claudio Aguilera y Esteban Ruedlinger en Guitarras, dieron un show que no dejó a nadie indiferente.

Y finalmente, Chancho en Piedra, tuvo la labor de cerrar esta enorme celebración de La Araucanía. Eduardo «Lalo» Ibeas, Felipe Ilabaca, Pablo «K-V-Zón» Ilabaca y Leonardo «Toño» Corvalan, brindaron un espectáculo que se basó en sus grandes éxitos que los han transformado en una de las bandas más importantes dentro del Funk chileno. Como siempre, los  juanitos afloraron en diferentes sectores de la audiencia en lo que fue una revisión por su enorme trayectoria además de repasar su noveno trabajo «Funkybarítico Hedónico Fantástico»(2016),  el que fue lanzado en un multitudinario show en el Teatro Caupolicán de Santiago en octubre pasado y que acá también recibió una gran aceptación del público.

Sin  duda que una gran experiencia la que se vivió en esta nueva edición de este importante festival temuquense, música para todos los gustos, una tremenda producción y el público con un comportamiento impecable como ha sido la tónica a través de las diferentes versiones. Para el próximo año; la organización ya planea tener un número internacional, que les haga batir un nuevo récord de audiencia. Quedamos atentos a Merken Rock VII.

Fotografías: Camy Jonnes
Texto: Cristián Carisma
Foto Cortesía: Rezar Comer Amar (8Monkys)