Revisa nuestras imágenes y review de la brutal jornada vivida el pasado miércoles en Teatro Caupolicán

 

 

Ayer en el Teatro Caupolicán se vivió una jornada realmente infernal, con las bandas nacionales Cerberus, All Tomorrows y Dorso, y también con los monstruos del death y thrash metal estadounidense como lo son Cannibal Corpse y Testament.

 

Miércoles 25 de noviembre
Teatro Caupolicán – Santiago

 

Un concierto anunciado hace meses y con bandas de este calibre, las cuales las dos últimas siendo internacionales son muy queridas por los metaleros nacionales y que cada vez que nos visitan, los fans asisten incondicionalmente a verlos. En ese aspecto, los nacionales que perfilaron en la tarde de ayer miércoles no se quedaron atrás. Un concierto de esta envergadura no podría haber sido el mismo con un público pequeño,  por eso que el recinto de calle San Diego estaba absolutamente lleno, con un público enfervorizado de principio a fin y que quemó todos sus cartuchos de energía habidos y por haber.

 

Cerberus

Fueron los encargados de abrir la intensa jornada, a las 18:59 horas subieron al escenario del Caupolicán y desde sus primeros minutos de presentación el escaso público que había en ese momento igual se las arregló para armar mosh pits rápidamente en la parte delantera de la cancha, al ritmo de las potentes canciones del conjunto.

El vocalista de la banda Juan Pablo Baquedano, dedicó un momento para hablarle a la audiencia agradeciendo por haber llegado temprano y por el apoyo que les estaban dando, para después interpretar canciones como ‘Excrements of Purgatory’, ‘Ebola’ y ‘Brutalized’, con un sonido demoledor que hacía notar el profesionalismo de la banda. Por cierto, algo muy bueno que tuvo la jornada en general: el sonido, favorable para cada una de las bandas.

Seguían los elogios y agradecimientos por parte del frontman de la banda para que posteriormente llegara toda la brutalidad de ‘Brutal Eyes’ también armando mosh pits en la cancha, y luego con ‘Immortal Hate’, que proseguía con la misma intensidad, la banda finaliza casi media hora de una potente presentación. Un buen indicio de que la banda con su nuevo disco ‘Agony Of Damnation’ van muy bien encaminados. Buen inicio, pero aún quedaba más, esto recién estaba comenzando.

 

MIK_2580

 

 

All Tomorrows

A las 19:43 horas fue el turno de All Tomorrows. La banda presentó un show bastante técnico, a diferencia de las demás bandas, pero no por eso menos bueno. El sonido fue pulcro y bastante claro y la puesta en escena fue de alta calidad, y el público los escucho con mucho respeto. La banda se encuentra en el marco de presentación de su nuevo disco ‘Sol Agnates’, por lo que la mayor parte de su repertorio estuvo conformada por canciones de esa producción, como el tema que da título al disco, ‘Undying Seasons’, ‘Immanence’ y el cierre a cargo de ‘Dajjal’ de su placa antecesora Opilion. Un show breve pero potente y muy bueno en lo que fue tecnicismo y habilidad musical. Esperemos que los chilenos sigan acompañándonos en eventos de este tipo.

 

 

MIK_2914

 

 

Dorso

Cuando ya eran pasadas las 20 horas, se sabía que la siguiente banda eran los comandados por Rodrigo “Pera” Cuadra, quien durante la presentación de All Tomorrows se paseó por el público sacándose fotos con la gente. Y así era, a las 20:23 horas, Dorso se tomaba las tablas de un Caupolicán que a esas alturas ya gozaba de un lleno absoluto. Antes de iniciar su presentación, Pera nos comenta que esto ya es un clásico, que cada vez que Cannibal Corpse viene a Chile, ellos siempre están ahí. Como dato aparte, las 3 bandas nacionales tocaron con el telón de Cannibal Corpse adornando el escenario.

Con ‘El Espanto Surge de la Tumba’ el Pera y los suyos dan el vamos con un gigantesco moch en la cancha. La banda sonó potente, y se lució por otorgar una presentación absolutamente chacal en donde los potentes riffs de guitarra y las canciones como dijo Pera “medias hardcore” predominaron junto con la cuota de furia que entregó el público con temas como ‘Panificator’, ‘Vampire of the night’, ‘Marte Horror Planet’, ‘Deadly Pajarraco’ y ‘Vacalaca’ con bengala incluida, repasando la extensa trayectoria de la agrupación. Con harta interacción con el público y lanzando bromas a momentos, terminaron su presentación con la ya clásica “Disco Blood’, en una fiesta que bordeó los 40 minutos y que dejó el recinto de calle San Diego como caldera para el plato siguiente.

 

MIK_2953

 

Cannibal Corpse

Si lo que ya habíamos visto ya fue intenso, madre mía lo que vendría después. Ya se veían las primeras personas que se lanzaban de la platea a la cancha, un recinto lleno a más no poder y unas luces rojas infernales que emanaban desde el escenario. ¿Quiénes más podían ser? 21:22 y Cannibal Corpse suben al escenario y desde ese mismo momento la cancha del Caupolicán fue un verdadero matadero. ‘Scourge of Iron’ fue la encargada de iniciar su potente presentación y el público no mostró piedad alguna. ViolenMIK_3178tos y furiosos mosh pits fueron la tónica de toda la presentación junto con los rugidos del vocalista de la banda George Fisher y los riffs de guitarra de Rod Barrett y Pat O Brien y también Alex Webster en el bajo y Paul Mazurkiewicz en la batería.

Los oriundos de Buffalo ya suman la numerosa suma de 9 visitas en nuestro país, lo que demuestra el cariño y fuerte lazo que tiene la banda con el público metalero chileno. El ritual de sangre proseguía con ‘Demented Aggression’, ‘Evisceration Plague’, ‘Stripped, Raped and Strangled’ y ‘Disposal of the Body’ todas acompañadas de violentos circle pits dignos de un campo de batalla.

El vocalista se tomó unos minutos para saludar a la audiencia diciendo que tenía pensado preguntarnos como la estábamos pasando, pero que con lo que vio ya le había bastado, una de las pocas intervenciones que otorgó además de agradecer a la gente por la asistencia y diciéndonos que “sigamos apoyando el puto metal”.

Repasando todas las etapas de su extensa discografía aparecieron verdaderas bombas de tiempo como fueron ‘Sentenced to Burn’, ‘Kill Or Become’, ‘Sadistic Embodiment’ y ‘Dormant Bodies Bursting’, para que luego Fisher nos dijera que la siguiente canción hablaba de escupir sangre por…. Ustedes saben. ‘I Cum Blood’ se encargó de demoler el Caupolicán con gritos ensordecedores, mosh pits asesinos y un sonido aplastante. Y como si eso no fuera poco, llegaba el final con ‘Make Them Suffer’, ‘A Skull Full of Maggots’, ‘Hammer Smashed Face’, y ‘Devoured by Vermin’, en un momento solo para verdaderos guerreros. Una presentación simplemente demoledora, el “cadáver caníbal” una vez más arrasó en nuestro país con su ritual de sangre, violencia y muerte.

 

MIK_3063

 

 

Testament

El death metal ya se había apoderado del recinto de San Diego, pero faltaba una banda más todavía, y esa última descarga estaría a cargo del Thrash Metal de Testament. La banda salió a escena pasadas las 23 horas, con un telón de fondo que emulaba un castillo y una alarma de sirena, inician su artillería pesada con ‘Over The Wall’, en donde inmediatamente se evidenció una bengala en la cancha, junto con el correspondiente mosh pit entremedio. ‘Rise Up’, ‘The Preacher’, ‘HeMIK_3597nchmen Ride’, ‘Dog Faced Gods’, ‘Native Blood’, ‘Legion of the Dead’ y ‘True Believer’, estas dos últimas correspondientes a su potentísimo disco ‘The Gathering’, siguieron con la misma potencia con la banda dándolo todo en el escenario y el público saltando y cantando cada una de las canciones interpretadas. Poco y nada importó que ya eran la quinta y última banda, el fervor y entusiasmo hacía parecer que esta fiesta recién estuviera comenzando, no había rastro alguno de cansancio, y si había, bueno, había que hacer el último esfuerzo. Incluso hasta una bandera mapuche se apreció entre la muchedumbre.
La banda también se dio el tiempo de conversar con la gente, y al igual que las demás, el vocalista Chuck Billy agradeció el incondicional apoyo y señalando lo mucho que les gusta visitar nuestro país. Un momento de comunión con el público se vivió cuando el guitarrista Eric Peterson le habló a la fanaticada en un español primitivo diciendo “conchetumadre” en un spanglish algo extraño, y el público gritando “conchetumare, conchetumare”., para que luego desfilaran más canciones como ‘Into the Pit’, ‘Practice What You Preach’, ‘First Strike Is Deadly”, ‘The New Order’, ‘Do Not Resucitate’ y ‘3 Days In Darkness’.

Chuck constantemente preguntaba si queríamos más diciendo en español “una más”, pero ya se acercaba el final, pero con clásicos rompe huesos de la banda como ‘Disciples of the Watch’, ‘More Than Meets the Eye’ y para poner la guinda de la torta ‘The Formation of Damnation’, con un inmenso mosh pit que ocupó prácticamente toda la cancha, y así culminar aproximadamente una hora y media de show, en donde si bien hubieron ligeras, casi mínimas fallas de sonido, no empañaron en nada una excelente presentación.

Y así culminó una extensa e intensa jornada, una jornada en donde la furia y la violencia fueron los fieles compañeros, en donde todos fuimos hermanos de la adrenalina, y en donde se vivió una descarga de death y thrash metal al máximo. Por todo eso, digamos: ¡Larga vida al metal!

 

Review: Lucas Espinoza
Fotografía: Miguel Fuentes