El pasado jueves vivimos una noche de aquellas en Club Kmasu, donde público de todas las edades dio rienda suelta al metal que llevan dentro.

 

 

Los encargados de abrir la jornada eran Terror Strike, banda viñamarina que lanzaba su álbum debut del mismo nombre, por lo regular –lamentablemente-  la banda nacional que abre los shows no tienen mucho público, pero esta no fue la ocasión, Terror Strike hizo de las suyas con una cancha bastante poblada y mejor aún, el público disfrutaba y conocía los temas de la banda, gritando/cantando los temas, con moshpits , puños al aire y muchos aplausos a finalizar cada canción, simplemente puedo decir que es un gran gusto, alegría que bandas nacionales tengan en mismo o mayor recibimiento que otras bandas internacionales que hayan pasado por Kmasú, un reconocimiento a los diez años de trayectoria que la banda posee.

Como mencionaba cada tema tuvo su momento, disfrutado por quienes habían llegado desde temprano como por quienes iban llenando rápidamente el recinto. El disco debut consta de temas antiguos y clásicos de la banda (re editados) y puedes adquirirlo via  Evil Confrontation Records . Entre el público se escuchaban frases como “no pueden no tocar este tema” o “ya se viene X tema”, perdonando mi mal oído no pude descrifar a cuáles temas se referían, pero que el público espere canciones y ya tenga definidos sus favoritos es un gran mérito , lo cual habla muy bien de la trayectoria y peso ganado por la propia banda, esto si bien no es raro, es notable con la gran cantidad de público que iba llenando el recinto.

Pero era el momento de que la presentación de Terror Strike acabara, luego de escuhar grandes temas, la penúltima canción , nos mostró el virtuosismo de sus guitarristas, los solos dejaron a todos “embobados” , como polillas con la “luz”  disfrutando el tema, el cierre llega con el segundo single del disco, otra composición arrolladora, acordes destructivos que finalizaron el cierre de una demoledora presentación.

terror-strike-02

Luego de un tiempo de espera llegaba Exciter, los canadienses que volvían con su formación original y un repertorio que prometia, comenzó el show con Stand Up and Fight, y explota Kmasú , desde el comienzo del show cuando Dan Beehler (voz /batería) nos llamaba a la acción , las ansias eran muchas, y con el primer tema se desató todo, y no solo adentro del recinto porque afuera , gente con entradas protagonizó un mal incidente, una avalancha sumado a un extintor crearon confusión y un momento de nerviosismo que menos mal no pasó a mayores…..está bien que las ansias fueran muchas pero generar instancias que pudiera dañar a alguien está totalemente demás y descartado, a veces la pasión hace pasar a llevar el sentido común,  menos mal no hubo personas dañadas y debo destacar el momento solidario de la noche, en el baño de mujeres la persona encargada del baño y que estaba ahogada con el residuo del extintor, fue socorrrida por una asistente, quien amablemente y desinteresadamente, le facilitó un “cuello” para que pudiera usar un rato, hasta el final del show y pudiera respirar, es necesario recalcar las buenas acciones como ésta asi que , bravo por esa chica!.

Fuera de esa nota que podría haber sido muy negra, el show de Exciter continuó con toda la fuerza de la banda, y un público imparable pedia temas, cantaba, gritaba  y se entregó  a los canadienses  en casi alrededor de una hora que duró el show, era el «regalo» para quienes escuchaban a la banda en sus primeros años, no siempre podemos ver a las formaciones iniciales reunidad, sonando bien y potentes luego de tantos años. Algunos de los temas del setlist eran los siguientes: Victims of Sacrifice, Iron Dogs, el clásico Heavy Metal Maniac, Violence & Force, Long Live the Loud, Blackwitch, Pounding Metal, Beyond the Gates of Doom yRising of the Dead. Un show que si bien podría haber sido más extenso, respetó los horarios , cosa que agradecemos especialmente en dia de semana y que le dio su espacio merecido a Nuclear Assault.

exciter-02

La banda llegaba a Chile, en el marco de su gira de despedida «1980s Thrash Attack». Si bien a nadie le gustan las despedidas, una como ésta fue memorable, es mejor tener un recuerdo así , una gran despedida y con un local a reventar. Pasados unos largos minutos para los fanáticos de la banda, llegaba el turno de  Nuclear Assault, el inicio fue simplemente una explosión, los gritos del público se transformaron en una sola voz monstruosa, atronadora que a momentos superó el sonido de los propios músicos, las paredes de Kmasú temblaban al paso de cada uno de los temas, la energía de la noche era como si una bomba explotara una y otra vez.

Una presentación limpia, con un sonido bueno, buen juego de luces y que superó las expectativas de muchos de los asistentes de la noche, no es fácil mantener la energía de sus presentaciones viva luego de tantos años, entregarse asi en el escenario y transmitir el thrash de esa forma no es simple, pero Nuclear Assault lo logró, era cosa de ver y sentir la energía casi eléctrica que inundaba el recinto, mosh interminables, gritos, puños en alto, gargantas destrozadas, muletas al aire fueron algunos de los elementos que se formaron en esta inolvidable noche.

nuclear-assault-07

Además de recorrer gran parte de la discografía de la banda, pudimos presenciar en vivo el sonido de «Pounder», el nuevo EP de Nuclear Assault que fue lanzado hace sólo unos meses, posiblemente sea la única vez que pasará algo así (nunca se sabe con las giras de despedida) asi que fue otro extra de la noche.

Finalmente la presentación de Nuclear Assault fue memorable, grande y poderosa, una noche donde las bandas y el público crearon un ambiente particularmente enérgico e inolvidable, una despedida de aquellas, donde se dejó en claro nuevamente que el metal se vive, que se lleva en la sangre y ni siquiera los años pueden opacar.

Fotografía: Mauro Villarroel

Texto : Tamara M