El lanzamiento fue en el mítico y obligatorio espacio del Rock, Bar de Rene abria sus puertas para dar a conocer este nuevo trabajo de Vulkechë. 

 

 

 

 

 

Una fiesta del rock, un encuentro fraternal e íntimo vivimos en Bar de Rene para el lanzamiento de Oscura Mu666rte, seguidores de la banda, amigos y amantes del rock puro y duro se dieron cita aquella noche, en uno de los show imperdibles para el fin de año. Es que luego de un proceso de alrededor de dos años para terminar el disco como corresponde, las ansias del lanzamiento no eran sólo de los integrantes de la banda, sino que también para todos quienes siguen a Vulkechë .

 

El que viene a ser el segundo álbum de estudio de la banda- recordemos que el primero es “Vulkeche” del 2011- consta de nueve temas, cargados al rock y con un sonido más trabajado. Vulkechë no quiso dejar las cosas al azar con su nuevo álbum, y podemos ver/oir, que el trabajo constante y paciente da buenos frutos, este es un nuevo disco que muestra el profesionalismo de la banda y hacia donde apuntan. 

 

Esta noche escuchamos el disco completo,  una inyección de hard rock que no podía dejar a nadie indiferente, es que las variantes y lo directo de las canciones hicieron que cada uno de los asistentes disfrutara el show en su totalidad, aún cuando no conocieran algún tema. Entre cabeceos, puños al aire e incontables salud, pasó rápidamente la hora, escuchamos temas como «Oscura Mu666rte», «El rock y los amigos», «Ñuque Mapu», y el mítico «Kakechë « , con la participación especial de Simón Olea, quien con trutruca y tarkas hizo que la interpretación de este tema fuera memorable, uno de los puntos más altos de la noche.

 

Cabe destacar también que Kakechë tiene un significado especial para la banda, ya que para quienes no saben o se perdieron nuestra entrevista realizada hace casi un año, el nombre Vulkechë es un neologismo, que proviene de la unión de los nombres de dos bandas; Vulca y Kakechë, las cuales unidas formaron «Vulkechë», cuyo significado es hermandad. Una hermandad que con los años ha dio creciendo y no tiene freno. 

 

Volviendo al show, al hard rock puro y de raiz de la banda, escuchamos «Cara a cara con el diablo»  y «En la cima» entre otros de este nuevo disco y para cerrar, Vulkechë nos lleva a su primer álbum, con los clásicos «Chaiten» y «Humo de rock», el cierre que nadie quería que llegara, pero que de todas formas fue preciso, nos dejó con ganas de cantar un poco más, con el rock hirviendo en nuestras venas pero no se podía más, de todas formas es lo mejor para esperar con más ganas los próximos shows de Vulkechë.

 

La hermandad fue palpable, la energía, intensidad y crudeza de la banda sobre el escenario son innegables, un show que acompañado de cervezas y buenos amigos, es -como mencioné al principio- imperdible. Un regalo adelantado para quienes viven el rock, uno de los últimos lanzamientos del año, que se convierte en la guinda de la torta de este movido y cabeceado 2014.

 

Si se lo perdió, puede escuchar Oscura Mu666rte aquí. ¡Larga vida a Vulkechë!

 

Galería- Texto: Tamara Matus

 

 

 

 

[fbphotos id=878890975488514 size=small]