El recinto ubicado en Bellavista, unificó tanto a público como banda, en lo que fue una verdadera fiesta comandada por los oriundos de San Bernardo.

 

Miércoles 27 de abril de 2016

Sala SCD – Bellavista

 

La gráfica que invitaba al evento, ya nos daba indicio de lo que sería vivido esa noche, un carrete musical de proporciones y lo mejor, en “familia”.

Triburbana, a diferencia de otras agrupaciones nacionales, se hace presente en los escenarios de una forma más esporádica y en ello también recae el ansía de disfrutar de su música en vivo. A esto, se suma el hecho que el show sería registrado de manera audiovisual para un futuro DVD del conjunto.

La cita partió con el proyecto solista del vocalista de “Tribu”, Pancho Miranda Banda, donde se mezcla el rock latino con folclore sudamericano, quienes fueron los encargados de calentar motores en los primeros asistentes de la jornada, interpretando: ‘Chacarera del Ansia’, ‘Raíz’, ‘La Raya’ y cerrando con ‘La Convicción’.

Siguió Voz y Ruido, formados en Buin el año 2012, presentando parte de su disco debut, ‘Algo de Razón’ (2013), integrada por los hermanos Escobedo; Jorge en voz/guitarra, Pablo voz/guitarra, incluyendo a Diego Leiva batería/percusiones y José ‘Cote’ Campo, también miembro de Triburbana, en bajo. Quienes se encuentran trabajando y componiendo el próximo larga duración del cuarteto.

Cercana a las 22:00, Kella Stambuk, cantante, compositora y productora, entre otras virtudes, hace ingreso al entarimado para llenarlo con su propuesta rock-pop, que contiene además pasajes de soul y funk. En este proyecto, participa también Patricio Lagos (Guitarra de Triburbana). Si bien hubo algunas fallas en el sonido, estas quedaron relegadas a un segundo plano, ya que el carisma y sinceridad en la propuesta de la “Pame”, conquistaron y refrescaron a los presentes. Desfilaron temas como: ‘Quiero ser’, ‘Mi Necesidad’ su más reciente single, entre otros, para cerrar con ‘No Aguantaba Más’.

Exactamente a las 22:30, suben al escenario los anfitriones de la noche, Triburbana, tomando ubicaciones en el escenario con: Pancho Miranda (voz, guitarra, pilfica, trutruca), Patricio Lagos (guitarra), Cote Campos (bajo) y Alonso Figueroa (batería).

Una presentación redonda, donde no hubo puntos bajos, los músicos cómplices uno de otro, entregaron un show enérgico y que sirvió de catarsis para muchos. Cantos, gritos, puños en alto y algunos mosh, fueron los acompañantes durante toda la presentación de Triburbana.

Con más de una decena de canciones interpretadas, las cuales incluyeron dos encore por la insistencia del respetable. ‘Zona de Catástrofe’, partía con la gran intro de trutuca por parte de Miranda, ‘Ají Chile’, ‘Defensor’, canción que en vivo suena como un verdadero grito de guerra y donde cada integrante acompaña con un instrumento originario en su inicio, ‘Cueca Mula La Vida’, que hizo bailar a todos los asistentes, la poderosa ‘El Águila Y El Cóndor’, con el precioso cambio de ritmo a la mitad de su ejecución, ‘Nación Amerindia’ y la dedicatoria ‘Españoles’ con karaoke incluido, por nombrar tan solo algunos de los highlights del show.

Una noche de rock de raíz, duro y confrontacional, que reafirma que Triburbana hacía falta en la música nacional y que su retorno a las pistas, esperemos sea definitivo.

 

Fotografía: Tamara Matus
Texto: Mauricio Villarroel