Lo que se vivió el pasado jueves en House Rock & Blues, podría ser calificado como una experiencia única en que la magia cumplió un sueño.

Jueves 14 de enero de 2016

House Rock & Blues

A Fémur, lo conocimos en un show en el Projazz (Link), cuando fue invitado junto a Rodrigo Veraguas a tocar 110con Alejandro Silva Power Cuarteto. De ahí nos llamó poderosamente la atención su historia de vida y como tomó la valiente decisión de dejarlo todo, para dedicarse a brindar su arte en las calles del mundo. Con un sueño a cuestas en el estuche de su guitarra y que denominó AshProyect Street Tour, le seguimos en su primera fecha en la ciudad de Viña del IMG_5851Mar, junto al destacado guitarrista Rodrigo Veraguas, nuevamente (Link). La última vez que hicimos una nota, nos tocó verlo en un show en el parque Juan XXIII de la comuna de Ñuñoa (Link), donde fue protagonista de un video que subimos a la página y que tuvo una cantidad impensada de visualizaciones. Este hecho, como todos los que marcan los destinos cuando se vienen cosas buenas, nos dio pié para asociarnos en esta fecha de la que se va a comentar por mucho tiempo.

El llamado era a las 21:00 horas pensando en que, como buenos chilenos, el público haría su arribo más cercano a las 22:00 horas. Pero cuan equivocados estábamos, las ansias por ver a nuestro carismático guitarrista urbano fueron más y a la hora mencionada, ya teníamos una gran cantidad de concurrencia en las afueras del local, mientras “La Fémur”, aún le sacaba canas verdes a nuestro protagonista en la prueba de sonido. La nueva guitarra chilota creada por el extraordinario luthier Claudio Miranda (Bajo las instrucciones de Fémur), se encargó de poner nervioso a su nuevo dueño, minutos antes de que fuera presentada en sociedad. Como si la misma contara con vida propia, no se dejaba dominar por completo.

Desde Valparaíso, tuvimos un simpático invitado que estuvo a cargo de calentar un poco al publico que comenzó a repletar el House. El cantautor, viajero internacional e informal dueño de un show lúdico y juguetón; Fenéz León (El ex cantante de Keko Yoma, que también tomó una decisión similar a la de Fémur en la música), comenzó su participación acompañado de su guitarrista Panchito «Altillo» Olguín. El inicio de su cronometrado show de 18 minutos de duración, fue con «Si Sabí», que fue recibida con cierta tibieza y algo de sorpresa, más encontró su mayor aceptación con «La Cueca del Facebook» y el remate final con «El Care Mojón» – tema que usa la base de una conocida canción de los años 80s – dos hilarantes canciones que mostraron a Feñéz con todo su histrionismo tratando de ganarse a una audiencia que le resultó difícil conquistar, pero que terminó ganándose gracias a su buen sentido del humor y la improvisación. Notable cuando dijo que lo buscaran en las redes sociales y mostró el «lienzo» que tenía al fondo del escenario. Un buen invitado que aportó con la cuota de excentricidad que se requiere en estos tiempos, para dejar de lado el acartonamiento.

Sigue a Feñéz en su Fan Page

Una breve pausa, para que Fémur tomara el escenario por sorpresa ante los aplausos de la multitud que ya no dejaba espacio libre en el local de Ñuñoa. Los nervios quedaron bajo el entarimado, porque lo que nos ofreció Fémur, fue simplemente un espectáculo en el que dio el alma completa con su música

«AshProyect», inauguró el largo concierto que se extendió hasta pasada la medianoche, siempre con un sonido a la altura de las circunstancias y que tenía a la multitud completamente absorta con el quijotesco músico. «Mujer Bonita», fue dedicada a su pareja que le miraba orgullosa desde su mesa y tras ella un breve speech en el que contó parte de su historia y los motivos que lo llevaron a tomar su radical decisión de dedicarse a la guitarra. Fémur, también se dio el tiempo de presentarnos y agradecer a Natalia su ticket para ver a Pink Floyd (Sic) – refiriéndose a la entrada al recital de David Gilmour – que ella le obsequió en el estuche de su guitarra cierto día en la calle cuando le vio arrancar esos sonidos únicos a su guitarra. «Destinos» y «0021», terminarían la primera parte del show, donde el guitarrista debido al calor, decidió usar su toalla a la mejor usanza egipcia ante las bromas de los presentes.

Un fascinante video acerca de como se gestó la nueva guitarra chilota, realizado por Jano Rojas – que estuvo hasta las 5AM del día anterior editando-  apareció por las pantallas del House manteniendo a todos, sin excepción, cautivados con la hermosa historia. Ese fue otro de los instantes mágicos de la jornada. Tras la cinta, llegó el momento más esperado de la noche: La presentación en sociedad de «La Fémur», la que fue un tema aparte; una guitarra indómita a la que hay que amansar, con una personalidad tan volátil como su dueño, que se presentó rebelde, pero jamás dejó de sonar perfecta con una belleza de sonoridades fascinantes, prueba de ello fue la improvisación que hizo Fémur, antes de «Minerva». Tras saludar a gente que jamás pensó ver en el local, hace su ingreso al stage el primer invitado: el también músico urbano y destacado compositor penquista, Felipe Moreira (Revisa su trabajo acá: https://soundcloud.com/rockacisum) , que improvisó junto a su anfitrión y luego se despachó tremendo solo de guitarra. La parte más emotiva de la actuación, hasta el momento, llegó con «Sueños» en una interpretación brillante de parte de Fémur.  Faltando 5 minutos para la medianoche, se devela la mayor sorpresa que se tenía preparada a los asistentes; el gran Alejandro Silva, (Que ya arrancó su gira nacional 2016 detalles acá), ataviado con su bella Jem verde,  hace su ingreso a las tablas, para probar el sonido con un soberbio solo, momento en que Fémur bromeó diciendo: «se me quitaron las ganas de tocar», entre las carcajadas de la audiencia. El Lagarto, acompañó a Fémur en «2° Segundo», para finalizar la presentación con una asombrosa improvisación a dos guitarras.

Fueron muchas sensaciones las que mantuvieron a Fémur apunto de quebrarse, pero no se dejó sucumbir por ellas, brindándonos un show perfecto. Con un inmenso respeto por su público, hay que mencionar, que se acercó innumerables veces al local a chequear todos los detalles para esta importante noche. Incluso, mejoró las luces, para marcar la diferencia como un gran profesional. A pesar de haber sufrido un cobarde robo, en que perdió hasta su guitarra regalona; se plantó en el escenario dejando todos los problemas abajo, y subió con la Magia de apostarlo todo por cumplir el sueño de estrenar la guitarra a casa llena y así fue, dándole el mejor día de su vida a este tremendo artista.

Sigue a Fémur en su Fan Page, Canal de Youtube

Nos vemos en «Ciclos Rockerio VII»

 

Fotografías: Negra Ho

Texto: Cristián Carisma