Revisa nuestras imágenes y el review del show de Suicidal Tendencies en Chile.

Con la sangre adrenalínica y corriendo intensamente por nuestras venas comenzó el show de los Estados Unidenses de SUICIDAL TENDENCIES, banda de “thrashcore punk” nacida en 1981, que con el pasar del tiempo descubrió el sonido del “crossover” unión de las dos tendencias culturales musicales en los años 80´s, siendo así esta banda nombrada como los creadores y pioneros de este estilo de sonido potente y veloz.

La banda originaria de Venice, en Los Ángeles, trajo a nuestro país la presentación de su última placa llamada “13”. Este disco reúne toda la escena thrash punk de las épocas de sus discos “Suicidal Tendencies” Homónimo de 1983, “Join The Army”, del año 1987, “Light, Camera…Revolution”, del año 1990 y “Art Of The Rebellion” de 1992.
Suicidal Tendencies mantiene en su trayectoria de 32 años 9 álbumes de estudio, 2 EP y 18 Videos musicales, siendo así hasta ahora una de las bandas junto a D.R.I. de las más reconocidas en este género.

Liderada  por el mítico y esquizofrénico “Mike Muir” hizo suyo el recinto de “Kmazú Club”, ubicado en Blanco Encalada 2850,  reuniendo a más de 1000 almas para presenciar una vez más sonidos letales como lo fueron en el setlist presentado.

Intro.
1. You Can’t Bring Me Down
2. I Shot Reagan (I Shot The Devil)
3. Smash It!
4. Freedumb
5. War Inside My Head
6. Subliminal
7. Send Me Your Money
8. We Are Family
9. Possessed to Skate
10. Cyco Vision
11. Who’s Afraid?
12. Slam City
13. I Saw Your Mommy
14. Fascist Pig
15. How Will I Laugh Tomorrow
16. Pledge Your Allegiance

Dentro del show presentado por ST, se grabó un próximo video de la banda el cual ya será visto por los fanáticos, seguidores y toda la “Cyco Family” de nuestro país.

A modo de experiencia propia el show de Mike y compañía ha sido, sigue siendo y será una explosión total de furor, rapidez vocal, baterías agitadas, riffs pesados y cultura under que mantienen desde su inicios, No hay palabras para describir la felicidad de los asistentes a este show presentado, ya que el crossover, es parte de la cultura de todo thrasher y punk que realmente goza de esta cultura no solo musical, sino de hermandad entre chaquetas de cuero, headbangers y moshpit, de esos que realmente hacen de ti y de nosotros una tendencia suicida a seguir sin vuelta atrás.

Por Boris Burgueño